Tuesday, October 19, 2021

Inmigrantes piden ciudadanía en concentración frente a la Casa Blanca

Fotografía de archivo de varios tepsianos, nombre relativo a los beneficiados por el TPS (Estatus de Protección Temporal), protestando en los alrededores de la Casa Blanca, en Washington (EE.UU). EFE

Washington, 6 oct (EFE).- Decenas de inmigrantes, en su mayoría jóvenes, protestaron esta mañana en la Plaza Lafayette, frente a la Casa Blanca, para que el Senado apruebe reformas que abran la senda a la ciudadanía para millones de inmigrantes.

“La recuperación económica real incluye a los inmigrantes”, se leía en uno de los carteles desplegados por los manifestantes, congregados por United We Dream, una organización de beneficiarios de DACA.

“¡Queremos la ciudadanía, la queremos ahora, la queremos para todos!”, corearon los participantes reunidos frente a la residencia presidencial y bajo cielo nublado con amenaza de lluvias.

Organizaciones que abogan por los inmigrantes y decenas de académicos en leyes han pedido a la vicepresidenta Kamala Harris que use sus atribuciones como presidenta del Senado para que se incluya la reforma migratoria en la discusión del presupuesto de 3,5 billones de dólares.

El presidente Joe Biden y “Harris deben cumplir con sus promesas, y son responsables porque la reconciliación presupuestaria incluya el tema de inmigración”, dijo uno de los oradores en la Plaza Lafayette.

En una demostración similar el martes varios de los participantes se sometieron al rapado de sus cabezas, siguiendo un rito coreano que de esa forma se expresa el compromiso con una causa por la cual se lucha.

“Estamos cansados de vivir en la incertidumbre”, proclamó una de las oradoras. (El jefe de la bancada demócrata en el Senado, Chuck) Schumer debe cumplir con la promesa que nos hizo cuando nos sentamos a hablar”.

“El presidente Biden se está olvidando de quién lo puso ahí”, agregó la mujer en una referencia al respaldo de los votantes hispanos y de otras minorías nacionales que contribuyó a la victoria electoral del demócrata en 2020.

Los grupos activistas bregan por la residencia legal permanente y, eventualmente, la ciudadanía para los más de 600.000 beneficiarios del programa de la Acción Diferida, o DACA, creado por el gobierno del ex presidente Barack Obama en 2012.

Asimismo luchan por beneficios similares para cientos de miles de ciudadanos de una docena de países amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), y la residencia permanente para millones de trabajadores agrícolas y otros, declarados esenciales, durante la pandemia de la covid-19.

La inclusión de inmigración en el debate presupuestario ha quedado bloqueada por una decisión de Elizabeth MacDonough, una funcionaria sin filiación partidista a quien compete la interpretación de las reglas parlamentarias y ha rechazado dos veces las gestiones de los demócratas para que se incluya la inmigración en la ley presupuestaria.

Los republicanos argumentan que la inmigración no es un asunto que deba incluirse en una ley de presupuesto.