Sunday, January 16, 2022

Migrantes piden a Biden una vía a la ciudadanía frente a la Casa Blanca

Washington, 15 dic (EFE).- Más de un centenar de inmigrantes y activistas se congregaron este miércoles frente a la Casa Blanca para demandar al Gobierno del presidente, Joe Biden, una senda a la residencia legal permanente con una vía a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

Los manifestantes en la demostración, que es parte de la Semana Nacional de Acción Inmigrante, exigieron además que el Gobierno ponga fin a las deportaciones y al uso de la medida sanitaria conocida como Título 42.

“La Administración Biden tiene el poder de terminar con el Título 42, y estamos esperando que cumplan con su promesa de atender de forma humana a las personas que llegan a la frontera”, dijo a Efe Fabiola Mendieta, organizadora de Brooklyn Immigrant Community Support.

El Título 42 es una regulación sanitaria que el Gobierno del entonces presidente Donald Trump empezó a aplicar en marzo de 2020 como respuesta a la pandemia de la covid-19 y que permite la expulsión inmediata de extranjeros, una medida muy criticada por grupos de derechos civiles que denuncian que con ella se hirió de muerte el proceso de asilo en el país.

A pesar de las críticas de los demócratas durante el mandato de Trump, el Gobierno Biden ha continuado usando esa norma para rechazar el ingreso de decenas de miles de migrantes.

La comunidad haitiana marcó su presencia en la protesta en la capital del país, donde denunció ser víctima de la separación de familias y de deportaciones a pesar de la situación de crisis que se viven en su país de origen.

Yoliswa Cele, fundadora del grupo UndocuBlack Network, pidió solidaridad entre los inmigrantes para lograr su objetivo común de poder acceder a la ciudadanía y recordó a Biden que sin los votos de las minorías no hubiera llegado a la Casa Blanca.

“(Biden) No hagas que perdamos la esperanza”, advirtió.

Biden lideró una reforma migratoria integral en el Congreso pero su proyecto de dar la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados quedó estancado por falta de apoyo republicano en el Senado, similar fin que tuvieron intentos menos ambiciosos de los demócratas.

Por ello, Biden y los suyos siguen intentando buscar alternativas para aprobar al menos un amparo conocido como “parole” a cerca de 6,5 millones, según análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), que permitiría a estos migrantes obtener un permiso de trabajo y les protegería de la deportación de manera temporal.

En el llamado de hoy participaron delegaciones de inmigrantes de al menos cinco estados, entre los que se incluye Nueva York, Illinois y California, y hacen parte de la campaña nacional “We Are Home”.