Friday, January 21, 2022

España “ilustra” su legado en Estados Unidos

Washington, 24 dic.- España ha estado muy presente en Estados Unidos desde el nacimiento de esta nación e incluso antes, pero su legado ha sido ignorado en muchas ocasiones. Ahora, un libro y una exposición en Washington destacan e ilustran la huella histórica, científica y cultural de los españoles en este país.

Desde Bernardo de Gálvez, que ayudó a derrotar a los ingleses en la guerra de la independencia, hasta Conchita Montenegro, la primera española que triunfó en Hollywood, pasando por Ignacio Ponseti, una eminencia de la ortopedia. Todos ellos aparecen en “Illustrating Spain in the US” (Ilustrando España en Estados Unidos).

Un original proyecto que combina los ensayos de expertos con el arte de ilustradores españoles para contar, en siete capítulos, cómo España estuvo y sigue estando presente en Estados Unidos.

La idea partió del responsable de la Oficina Cultural de la Embajada de España y tomó forma con la escritora y profesora de la Universidad de Iowa Ana Merino, como comisaria de esta exposición y del libro publicado por la editorial Fantagraphics que ya se vende en Estados Unidos.

En la antigua residencia del embajador y actual oficina cultural de la Embajada en Washington se exponen los cómics que versionan los ensayos y que han sido publicados en el libro.

El director de la Oficina Cultural y promotor de esta iniciativa, Miguel Albero, recorre con Efe la muestra de las viñetas mientras explica su razón de ser: ayudar a la internacionalización de los artistas y descubrir un legado muy rico y desconocido que no se limita a momentos del pasado más remoto.

DEL LEGADO MÁS COMPLEJO AL ORGULLO DE LA INMIGRACIÓN

El repaso comienza, no obstante, muy atrás, en las misiones españolas en el país, que dejaron un legado “complejo” como reconoce en el ensayo el profesor J. Michel Francis al hablar de estos lugares que fueron a un tiempo escenarios de alianzas e intercambios culturales pero también de violentos episodios.

Un gran mapa de Sergio García Sánchez ilustra las misiones y el denominado “Camino Real” que las conectaba.

Enfrente se expone el cómic dedicado a las decenas de miles de inmigrantes españoles que se asentaron en este país. En la primera viñeta se puede leer “Asturias, dear homerland” (Asturias, patria querida) el título del cómic que ilustra la vida de este colectivo.

“Ni frailes ni conquistadores” es el ensayo del profesor de la Universidad de Nueva York José Fernández que acompaña este capítulo y recuerda a algunos de los españoles que buscaron una vida mejor en Estados Unidos, trabajaron y montaron negocios en el país.

Rayco Pulido ilustra el periplo del militar español Bernardo de Gálvez, quien según subraya Miguel Albero fue “tan importante como Lafayette” aunque no se le recuerde de la misma manera que al francés, y que ayudó también a la victoria de las colonias sobre los ingleses. La ciudad de Galveston (Texas) se llama así por él.

LOS PRIMEROS ESPAÑOLES EN HOLLYWOOD

Muchas décadas antes de que Penélope Cruz o Javier Bárdem conquistaran la meca del cine estuvieron allí Conchita Montenegro, la primera española en triunfar en Hollywood, y otros nombres como María Alba y Antonio Moreno o el escritor Enrique Jardiel Poncela.

Todos aparecen en el cómic “Chaplin´s House” de Carla Berrocal, que imagina al escritor y director Edgar Neville contando su vida en la ciudad de las estrellas, donde la casa de Charles Chaplin era el refugio de muchos españoles.

LA CIENCIA, GOYA Y EL HOMENAJE AL EXILIO

Ramón Verea, el inventor de la primera calculadora mecánica; Emilio Herrera Linares, que diseñó el primer traje espacial para misiones en la estratosfera o el Nobel Santiago Ramón y Cajal aparecen en el capítulo y las viñetas sobre la ingente aportación de los científicos españoles que trabajaron en EE.UU.

Y cómo no, el arte. La curiosidad e inquietudes de las élites estadounidenses, que desde mediados del siglo XVIII viajaron a Europa y se hicieron con numerosas obras de arte hicieron que este país, como subraya Miguel Albero, sea el que alberga -después de España, claro- más obras de arte español.

El retrato de Goya del niño Manuel Osorio Manrique de Zuñiga, que cuelga de las paredes del Metropolitan de Nueva York, inspira la viñeta de Max, en la que personajes del cuadro (una urraca y tres gatos) hacen su particular recorrido por la presencia del arte español en Estados Unidos.

Todo sin olvidar el hispanismo y la ingente presencia de intelectuales españoles en Estados Unidos durante décadas, especialmente los que recalaron tras verse abocados al exilio por culpa de la guerra civil y la victoria franquista.

El poeta “Los exiliados” de Concha Zardoya se desgrana en una viñeta de Anapurna para homenajear a estos cientos de intelectuales cuyo legado aún persiste en numerosas organizaciones, sociedades hispánicas y universidades estadounidenses.

No falta en la exposición la primera de las ilustraciones que se hizo para este proyecto y que ahora ocupa la portada del libro. Es de Sonia Pulido, premio nacional de Ilustración en 2020.

Pulido une las banderas estadounidense y española y coloca sobre ellas personajes de distintas épocas dibujados de espaldas y que parecen caminar. Son, dice Miguel Albero, una representación de los españoles que ayudaron a construir Estados Unidos.