La Oferta

May 21, 2022

Lily Collins, el éxito más allá del apellido

La actriz, hija del músico Phil Collins, triunfa gracias a la serie “Emily in Paris”, de Netflix, que protagoniza y en la que participa también como productora.

+++ El nombre de Collins ya está ligado al de Emily, pero la actriz lleva más de diez años en el mundo de la interpretación. Nació en Guildford, Inglaterra, el 18 de marzo de 1989, aunque más tarde se mudó a California, Estados Unidos, después del divorcio de sus padres. Su madre es la arquitecta y actriz estadounidense Jill Tavelman y su padre, el músico británico e integrante de Genesis, Phil Collins.

+++ Con 20 años, en 2009, Collins interpretó a Phoebe Abrams, un personaje recurrente en la serie “90210”, de la franquicia de la famosa ficción de los noventa “Beverly Hills, 90210”.

+++“Ahora lo que realmente quiero encontrar en mi futuro es lo que tengo con mi marido y mi perro, así que eso ha hecho que me centre mucho más en el presente, y el futuro vendrá”, comentó la actriz. Collins se casó el pasado septiembre con el guionista y director Charlie McDowell.

Lleva más de una década de trabajos frente a las cámaras, pero con la serie de Netflix “Emily in Paris”, cuya segunda temporada ha estrenado recientemente, su carrera alcanzó un nuevo nivel de notoriedad. Lily Collins, hija del afamado músico británico Phil Collins, es una de las actrices del momento.

Algo más de medio año después de que el mundo se parase por la crisis del coronavirus, Netflix incluyó en su catálogo una serie que seguía la vida de Emily Cooper, una ejecutiva de marketing estadounidense que se muda a París. Era octubre de 2020 y la comedia romántica tuvo millones de espectadores. También recibió algunas críticas que apuntaban a su uso de clichés y estereotipos y a la falta de diversidad.

SU PRIMERA APARICIÓN EN LA PANTALLA, A LOS DOS AÑOS

“Cuando recibes `feedback´ después de la primera temporada de una serie, te permite hacerlo mejor, escuchar, y creativamente seguir sintiéndola como la serie que te propusiste hacer, pero también permite cambiar y que se escuchen más voces”, dijo Collins a Vogue Australia el pasado diciembre, coincidiendo con el estreno de la segunda temporada.

“Realmente quería que la diversidad e inclusión delante y detrás de las cámaras fuese algo en lo que realmente pusiéramos el foco, de muchas maneras”, dijo a Elle, en noviembre pasado.

Con 20 años, en 2009, Collins interpretó a Phoebe Abrams, un personaje recurrente en la serie “90210”, de la franquicia de la famosa ficción de los noventa “Beverly Hills, 90210”.

Por el momento, la segunda temporada ha recibido algunos comentarios similares a los de la primera. El ministro de Cultura de Ucrania se ha quejado de la imagen caricaturizada “insultante” que se da un personaje ucraniano, según recogieron diversos medios.

El nombre de Collins ya está ligado al de Emily, pero la actriz lleva más de diez años en el mundo de la interpretación. Nació en Guildford, Inglaterra, el 18 de marzo de 1989, aunque más tarde se mudó a California, Estados Unidos, después del divorcio de sus padres. Su madre es la arquitecta y actriz estadounidense Jill Tavelman y su padre, el músico británico e integrante de Genesis, Phil Collins.

Comenzó a actuar cuando aún era una niña y apareció en una serie británica de la BBC cuando tenía dos años. “Mi amor por la actuación vino de cuando era más joven. Mi mamá y mi papá me leían libros antes de irme a dormir, como hacen muchos padres, y yo simplemente desaparecía en este mundo de sueños en mi cabeza de cómo sería la película”, dijo en una entrevista en Shondaland en 2019.

También le atraían las palabras. Tuvo su propia columna en la edición juvenil de una conocida revista y después se matriculó en Periodismo Audiovisual en la Universidad del Sur de California. Abandonó los estudios tras el primer año, después de que su trabajo interpretativo fuese ganando peso.

“Una de mis asignaturas favoritas en la escuela era Lengua y Literatura”, dijo la actriz a la publicación. “También me encanta el periodismo. Para mí, escribir es una manera de explorar eso mientras sigo actuando. Nunca quise cerrar completamente la puerta al periodismo, aunque ahora estoy siguiendo más el camino de la actuación. Realmente lo disfruto”.

UN GRAN RITMO DE TRABAJO

Con 20 años, en 2009, Collins interpretó a Phoebe Abrams, un personaje recurrente en la serie “90210”, de la franquicia de la famosa ficción de los noventa “Beverly Hills, 90210”.

Ese mismo año compartió cartel con Sandra Bullock en la película “Blind Side”, su estreno en la gran pantalla. A este título le siguieron “Priest” y “Abduction”, en 2011; “Mirror Mirror” y “Stuck in Love”, en 2012; “The English Teacher” y “The Mortal Instruments: City of Bones”, en 2013; “Love Rosie”, en 2014, y “Rules Don’t Apply”, dos años después, entre otros.

“Ahora lo que realmente quiero encontrar en mi futuro es lo que tengo con mi marido y mi perro, así que eso ha hecho que me centre mucho más en el presente, y el futuro vendrá”, comentó la actriz. Collins se casó el pasado septiembre con el guionista y director Charlie McDowell.

“Creo que cuando era más joven estaba mucho más centrada en el futuro, porque sabía desesperadamente adónde quería ir y hacia dónde me dirigía”, dijo la actriz a Vogue Australia.

“Ese era mi foco, y perdí de vista los momentos presentes y el ahora. Mi verdadero enfoque y pasión estaba en mi trabajo. No quiero decir que no disfrutase de estar con mis amigos, por supuesto que sí, pero siempre me sentí muy impulsada por el trabajo y el futuro”, comentó a la publicación.

Su alto ritmo de trabajo, con varios proyectos por año en muchas ocasiones, pueden ser prueba de sus palabras. Apareció en la serie “The Last Tycoon”, en 2016 y 2017, y en “To the Bone” y “Okja”, en 2017; puso su voz en “A Wizard’s Tale”, en 2018, y apareció en la serie “Les Misérables”, en 2018; en 2019 estrenó “Extremely Wicked, Schockingly Evil and Vile” y “Tolkien” y, en 2020, “Inheritance” y “Mank”.

“Pero ahora, lo que realmente quiero encontrar en mi futuro es lo que tengo con mi marido y mi perro, así que eso ha hecho que me centre mucho más en el presente, y el futuro vendrá”, comentó al medio. Collins se casó el pasado septiembre con el guionista y director Charlie McDowell.

En 2017, hablando sobre su personaje en la película “To the Bone”, que retrata el proceso de recuperación de una joven con anorexia nerviosa, Collins contó que ella también había sufrido ese tipo de dolencia.

“Fue muy importante para mí formar parte de esta película porque, de adolescente, sufrí trastornos alimenticios”, dijo a Variety. “Esta es la primera vez que hablo de ello. Este es mi momento de hablar de ello”, añadió.

“Es importante. Es realmente importante. Es algo por lo que pasan muchas mujeres jóvenes y no hay ninguna vergüenza en ello, y esta película es sobre eso”, aseveró. “Se trata de abrazar tu pasado y darte cuenta de que es algo que no define quién eres, sino que se trata de tus experiencias, de rodearte de personas que te apoyan y de sobrevivir y superarlo”.