La Oferta

June 25, 2022

Congresista presenta ley para legalizar a millones de indocumentados en EE.UU.

Fotografía de archivo de la congresista de Florida María Elvira Salazar. EFE

Miami, 8 feb (EFE).- La congresista de Florida (EE.UU.) María Elvira Salazar presentó este martes en el Congreso de EE.UU. un proyecto de ley para otorgar residencia legal a millones de inmigrantes indocumentados con la verificación de antecedentes penales, el pago de impuestos atrasados y una cuota por la seguridad fronteriza.

El proyecto de ley de la congresista republicana se basa en el denominado “Programa de Dignidad” que, de aprobarse, permitiría a los inmigrantes indocumentados que han permanecido en los Estados Unidos durante cinco años quedarse en el país y trabajar legalmente si cumplen ciertos requisitos.

“Puedes salir de las sombras y vivir una vida digna”, dijo hoy Salazar en una rueda de prensa.

De acuerdo con el proyecto legislativo, los participantes en el “Programa de Dignidad” tendrían que pasar una verificación de antecedentes penales, abonar impuestos atrasados y comenzar a pagar otros sobre la renta con base en los nuevos salarios.

Además, deberán pagar al Gobierno federal 10.000 dólares en restitución en un lapso de 10 años por haber ingresado ilegalmente al país.

“Mil dólares al año para vivir en la tierra prometida es más que aceptable”, señaló la congresista de origen cubano que representa el distrito 27 de Florida.

Según se matizó a la prensa, el dinero proveniente de la restitución se destinaría a un nuevo Fondo de Trabajadores Estadounidenses, que pagaría la capacitación laboral de los ciudadanos del país.

Las personas que apliquen al programa pagarían un impuesto con la finalidad de aumentar la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza y actualizar la tecnología de esta agencia federal.

“La mano de obra indocumentada va a pagar por la seguridad fronteriza”, de aprobarse esta medida, señaló Salazar.

De salir adelante el proyecto de ley, a los participantes elegibles se les permitiría viajar de ida y vuelta entre EE.UU. y su país de origen y serían residentes legales en lugar de ciudadanos, aunque con posibilidades de obtener la ciudadanía en un futuro.

En un comunicado, Ali Noorani —presidente y director ejecutivo del National Immigration Forum, una organización de defensa de los inmigrantes con sede en Washington DC— señaló hoy que “la introducción de la ‘Ley de Dignidad’ representa un paso decisivo y constructivo hacia las reformas migratorias que se habían retrasado mucho”.

“Necesitamos que republicanos y demócratas construyan consenso sobre soluciones que refuercen nuestra fuerza laboral y nuestra economía, ofrezcan certeza a todos nosotros que dependemos de los ‘dreamers’ y campesinos, y establezcan un proceso ordenado y humano para los migrantes que llegan a nuestras fronteras”, añade el comunicado.

PROYECTO “ELECTORALISTA”

Por su parte, Vanessa Cárdenas, subdirectora del grupo proinmigrantes America’s Voice, refutó el proyecto de ley al decir que “nos parece un comunicado de prensa dirigido a los votantes inmigrantes en su distrito de Florida”.

“Parece diseñado para pulir sus posibilidades de reelección (de Salazar), no un esfuerzo serio para aprobar legislación o enfrentarse a los nativistas en el Partido Republicano”, añadió Cárdenas en un comunicado.

Según un informe de 2020 del Instituto de Política Migratoria (MPI), la cifra de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos se ha mantenido relativamente estable, entre los 10,5 millones y 12 millones de personas desde la Gran Recesión de 2007-2009, pero el origen de esta población se ha hecho más diverso.