La Oferta

June 25, 2022

Blinken comunica a Lavrov que la vía diplomática todavía sigue abierta

Fotografía de archivo de Antony Blinken, Secretario de Estado dee Estados Unidos. EFE

Washington, 12 feb (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantuvo este sábado una conversación telefónica con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en la que le trasladó que la vía diplomática sigue abierta para la situación en Ucrania, siempre y cuando Moscú “desescale” y negocie de buena fe.

“El Secretario dejó claro que la vía diplomática para resolver la crisis sigue abierta, pero que requiere que Moscú desescale y entre en negociaciones de buena fe”, indicó el Departamento de Estado de EE.UU. en el comunicado en que informó de la llamada.

Blinken reiteró a Lavrov que si el Gobierno ruso invade Ucrania, la respuesta por parte de la Alianza Transatlántica será “determinada, masiva y unida”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladímir Putin, conversarán este sábado sobre Ucrania, según confirmó el viernes a Efe un funcionario de alto rango de la Administración estadounidense.

Esa fuente explicó que Moscú había propuesto una conversación telefónica para el lunes, pero Washington prefirió adelantarla al sábado, algo que el Kremlin aceptó.

Biden recibirá la llamada el sábado por la mañana (hora del este de EE.UU.) en la residencia presidencial de Camp David, en el estado de Maryland y a donde se dirigió el viernes por la tarde.

Esta será la primera conversación directa entre los dos líderes desde el 30 de diciembre, cuando Biden y Putin dejaron patentes sus diferencias sobre Ucrania en otra llamada telefónica.

Esta vez, la conversación se producirá después de que EE.UU. pidiera a sus ciudadanos que abandonaran territorio ucraniano en las próximas 24 a 48 horas y ordenara la salida de la mayoría de los empleados diplomáticos.

EE.UU. ve una “posibilidad clara” de que Rusia ataque Ucrania durante los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebran hasta el próximo 20 de febrero en Pekín.