La Oferta

August 17, 2022

Hallan culpables de crimen de odio a los asesinos del afroamericano Arbery

EFE/EPA/JAMES GILBERT

Washington, 22 feb (EFE).- Un jurado federal declaró este martes culpables de crimen de odio motivado por racismo a los tres hombres blancos que asesinaron al afroamericano Ahmud Arbery, de 25 años, mientras hacía ejercicio físico, quienes ya fueron condenados a cadena perpetua por homicidio en una corte estatal.

Travis McMichael y su padre, Gregory McMichael, de 36 y 66 años, junto con su vecino William “Roddie” Bryan, de 52, podrían recibir ahora otra sentencia por cadena perpetua y multas por el cargo federal de delito de odio.

“Mañana se cumplen dos años desde que Ahmaud Arbery fue perseguido, atrapado y asesinado con sangre fría mientras hacía ejercicio en su barrio. Hoy, después de mucha tristeza y dolor, la familia puede dejar atrás ese capítulo”, declaró tras el juicio Ben Crump, abogado de los familiares de la víctima, asesinado el 23 de febrero de 2020.

Durante el juicio federal, que tuvo lugar en Brunswick (Georgia), los fiscales intentaron demostrar que los tres hombres asesinaron a Arbery por ser negro, ya que no lo veían “como un ser humano”, según recogen medios locales.

La acusación se basó en las declaraciones de una veintena de testigos y mensajes en redes sociales en los que los tres mostraban desprecio hacia los afroamericanos.

La defensa aseguró que los McMichael y Bryan persiguieron al joven para detenerlo y llevarlo ante la policía porque sospechaban que había entrado sin permiso en una casa en construcción.

Los tres hombres fueron hallados culpables en noviembre pasado y condenados a cadena perpetua en enero por el asesinato en 2020 de Arbery, a quien persiguieron y mataron con una escopeta mientras corría por un barrio de Brunswick (Georgia).

La muerte de Arbery, ocurrida el 23 de febrero de 2020, pasó desapercibida durante varios meses, hasta que a principios de mayo se filtró en internet un video que grabó Bryan con su celular y que mostraba cuando el joven fue interceptado por los McMichael, quienes, tras perseguirlo y acorralarlo en su camioneta, le dispararon a quemarropa con una escopeta.

La investigación pasó entonces a manos del Buró de Investigaciones de Georgia (GBI), que en solo días ordenó el arresto de los tres hombres, uno de los cuales -Gregory McMichael- era un expolicía del condado de Glynn e investigador de la Oficina de la Fiscalía en la localidad.

“Para muchos de nosotros nunca hubo duda de que Greg McMichael, Travis McMichael y William Bryan lo persiguieron por su color de piel. Pero el vídeo, los mensajes asquerosos en redes sociales y la declaración de los testigos fue lo que reveló al mundo y al jurado su odio (contra los negros)”, dijo el abogado.

El crimen de Abery, junto con el de los también afroamericanos George Floyd en Mineápolis (Minesota) y Breonna Taylor en Louisville (Kentucky), desataron una ola de indignación y protestas exigiendo justicia racial en todo Estados Unidos.