La Oferta

July 23, 2024

La comunidad afroamericana de EE.UU. recibió 57 amenazas de bomba en enero y febrero

Archivo. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

Washington, 23 feb (EFE).- EE.UU. registró en los dos primeros meses del año 57 casos de amenazas de bomba contra universidades, otras instituciones educativas y centros de culto dirigidos a la comunidad afroamericana, según los datos aportados por el FBI en un comunicado.

Dichas amenazas llegaron por medio de llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes instantáneos y publicaciones anónimas en internet.

La institución está investigando como “crímenes de odio por motivos raciales” las 57 amenazas de bomba que sufrieron los centros educativos entre el 4 de enero y el 16 de febrero de este año.

Los agentes del FBI están realizando “cientos de interrogatorios” y reuniendo evidencias en coordinación con policías locales y estatales para “identificar a los involucrados”.

“Aunque no se han encontrado artefactos explosivos relacionados con estas amenazas, el FBI las toma todas con la mayor seriedad y permanecerá alerta para proteger a nuestras comunidades”, afirmó.

Durante los últimos dos meses se ha registrado una ola de amenazas contra centros educativos y de culto históricamente dedicados a la comunidad afroamericana, lo que en algunos casos ha conllevado el cierre de instalaciones y la alteración de sus actividades.

Entre las instituciones amenazadas está la Universidad de Howard, centro de estudios de Washington que el pasado 1 de febrero recibió de madrugada una amenaza de bomba, si bien la Policía inspeccionó sus instalaciones y no halló ningún artefacto explosivo.

El 8 de febrero, un instituto de Washington fundado para servir a la comunidad afroamericana fue evacuado durante la visita de Doug Emhoff, el esposo de la vicepresidenta, Kamala Harris, debido a una amenaza de bomba.

Las universidades negras son instituciones de enseñanza superior establecidas en Estados Unidos durante la etapa de la segregación racial para servir a la comunidad afroamericana, de las que todavía existen cerca de un centenar en todo el país.

Las amenazas se intensificaron a principios de febrero, cuando comenzó el Mes de la Herencia Negra, una celebración que conmemora la historia de la diáspora africana.