La Oferta

April 17, 2024

Líderes civiles y políticos: migrantes no son los portadores de la covid-19

ARCHIVO/EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Washington, 25 mar (EFE).- Crece la presión contra el presidente Joe Biden en contra de la expulsión expedita de inmigrantes basada en la pandemia a través del Título 42, tanto entre grupos civiles como entre políticos demócratas.

El representante Joaquín Castro, demócrata de Texas, calificó este viernes el uso de esa medida como arbitraria y añadió que los inmigrantes no son portadores del virus de la covid-19 en mayor proporción que cualquier otro grupo.

“La exención que se ha extendido para los refugiados ucranianos es correcta pero ése debería ser el caso para todos”, agregó. “No podemos ser una nación en la cual la compasión hacia los refugiados viene del color de su piel”.

El gobierno del ex presidente Donald Trump recurrió a esa norma en marzo de 2020 cuando hizo eclosión la pandemia y desde entonces más de 1,7 millones de migrantes han sido expulsados en la frontera de manera expedita.

La aplicación de esa norma llega el 1 de abril al proceso regular de revisión y quienes abogan por los migrantes han intensificado sus gestiones para que se suspenda la medida.

“Estamos llegando a los dos años de esta política xenófoba y anti inmigrante, en desconocimiento de nuestras obligaciones humanitarias”, afirmó la representante Ayanna Presley, demócrata de Massachusetts, en una teleconferencia.

“Esta política niega todo lo que, como nación, representamos y ha tenido un impacto enorme entre los migrantes negros, mestizos e indígenas”, añadió. “Debemos reconocer la naturaleza arbitraria de esta política y debemos restablecer nuestro sistema de asilo de una vez por todas”.

En el último año el gobierno de Biden ha abierto exenciones del Título 42 para miles de afganos, para los migrantes menores de edad que llegan sin compañía de adultos responsables y, más recientemente, para quienes huyen de la guerra en Ucrania.

“Si podemos cancelar partes del Título 42 para algunos, podemos cancelarlo totalmente”, añadió Castro.

Más de 85 grupos religiosos y organizaciones de expertos legales y del cuidado de la salud, que abogan por los niños y por los derechos de los migrantes, enviaron una carta al presidente Biden pidiéndole que ponga fin al “uso arbitrario del Título 42 para los haitianos, centroamericanos y otros que buscan asilo”.

Presley afirmó que unos 20.000 haitianos han sido deportados en aplicación del Título 42, Castro se refirió a un informe de Human Rights First según el cual se han documentado casi 10.000 incidentes de secuestro, asalto y violación contra los migrantes que permanecen en México, en ataques ocurridos desde que Biden llegó a la Casa Blanca.

Estos grupos señalaron como “encomiable que el gobierno de Biden haga una excepción para los refugiados ucranianos” pero objetaron “que se continúe el uso del Título 42 para expulsar a otros que buscan asilo de manera que afecta, desproporcionadamente, a los haitianos y centroamericanos que huyen de la persecución, la tortura y el conflicto violento”.

Adam Richards, director de Médicos por los Derechos Humanos, enfatizó que “no existen razones ni justificaciones de salud pública para la aplicación del Título 42” como medida para expulsar a quienes llegan pidiendo asilo.

“Yo tomo muy en serio la covid”, indicó. “El Título 42 no nos protege de la covid y hay procedimientos para vigilar el estado de salud de los migrantes en la frontera”.

“Pero sí sabemos que las condiciones de estos migrantes al otro lado de la frontera están cobrando un precio en su salud mental”, agregó. “Quedan enfrentados a la extorsión, la violencia, el abuso sexual”.