La Oferta

June 25, 2022

Nueva regla de asilo será “irrelevante” si se mantienen Título 42 y MPP

Imagen de archivo que muestra varias personas durante un evento para apoyar a los solicitantes de asilo en San Diego, California. EFE/ David Maung

Los Ángeles, 24 mar (EFE).- La nueva regla anunciada por el Gobierno del presidente Joe Biden para acelerar el trámite de las solicitudes de asilo de personas en proceso de remoción será “irrelevante” si no se cancelan medidas como el Título 42 y los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), sostuvieron este jueves organizaciones defensoras de los inmigrantes.

“Nuestras fronteras están cerradas a personas que buscan protección debido a políticas de la era (del ahora expresidente Donald) Trump que la actual Administración ha hecho propias”, dijo Melina Roche, gerente de campaña de la coalición Welcome With Dignity, que reúne a organizaciones e individuos que buscan restaurar plenamente el derecho de asilo en Estados Unidos.

Añadió que si bien la agrupación da la bienvenida “al esfuerzo de la Administración Biden para abordar las deficiencias en la forma en que las personas que buscan seguridad son procesadas en nuestras fronteras, estamos profundamente preocupados de que el énfasis en la rapidez socavará el acceso a un sistema de asilo justo y amenazará la garantía constitucional del debido proceso”.

“Ya es tiempo de que el presidente Biden ponga fin a políticas antiasilo de la era Trump”, puntualizó en alusión al Título 42, por el que el Gobierno expulsa de inmediato a migrantes que llegan a la frontera con la excusa de la pandemia de covid-19, y a MPP, programa conocido como “Quédate en México”, que envía a los solicitantes de asilo a esperar en el país latinoamericano el desarrollo de sus solicitudes.

Este jueves, el Gobierno de Biden anunció una nueva regla que busca “mejorar y acelerar el procesamiento de los pedidos de asilo hechos por extranjeros sujetos a remoción expedita”.

Los departamentos de Seguridad Nacional y de Justicia señalaron en un comunicado conjunto que la nueva regla apunta a “asegurar que quienes sean elegibles para el asilo lo obtengan rápidamente, y quienes no califiquen sean expulsados rápidamente”.

La medida, que queda ahora sujeta a un período de 60 días para comentarios del público, permitirá que oficiales de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) consideren los pedidos de individuos sujetos a expulsión rápida que argumenten miedo a persecución o tortura. Actualmente, tales casos son decididos únicamente por jueces dentro de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia.

El Consejo Estadounidense de Inmigración y la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración expresaron, de manera conjunta, su apoyo “a la disposición del Gobierno para buscar un nuevo sistema de procesamiento de las personas que buscan asilo”.

Pero en una declaración posterior, ambas organizaciones dijeron que “si bien la Administración hizo algunos cambios positivos, nuestras preocupaciones persisten”.

“En particular, estamos profundamente preocupados por los ajustados plazos y rápida programación de audiencias que restringirán el debido proceso e interferirán con la capacidad de obtener representación legal” señalaron.

Una inquietud similar expresó la organización FWD.us, que promueve reformas a los sistemas de inmigración y de justicia penal, la cual consideró que el anuncio de hoy es “un paso hacia la reconstrucción de la capacidad del sistema de asilo”, pero también advirtió del peligro de que determinación rápida de elegibilidad socave el debido proceso para quienes buscan protección.

“Esperamos que esta regla sea usada como catalizador de un compromiso continuado para reconstruir nuestra capacidad de procesamiento en la frontera y con la integridad del sistema de asilo. Esto solo será posible si la Administración termina de una vez por todas con el uso del Título 42 y da seguimiento a sus esfuerzos por terminar MPP, que está siendo considerado por el Tribunal Supremo”, acotó.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Xavier Becerra, defendió este jueves la implementación de Título 42 debido a la pandemia, pero reconoció que el sistema migratorio está “descompuesto”, durante una mesa redonda con un reducido grupo de medios hispanos, entre ellos Efe.

Según Becerra, cuando Biden asumió la Presidencia en enero de 2021, su “mayor obligación” era proteger al pueblo estadounidense y, por eso, siguió aplicando el Título 42.

No obstante, con la relajación de las normas dentro de EE.UU., importantes miembros demócratas del Congreso, como el líder de ese partido en el Senado, Chuck Schumer, han pedido al gobernante que derogue la medida y reabra las fronteras a los solicitantes de asilo.

Al contrario de la opinión de Schumer, los también senadores demócratas Mark Kelly y Krysten Sinema enviaron este jueves una carta al presidente Biden urgiéndolo a “no hacer ningún cambio a la aplicación del Título 42 hasta que esté completamente listo para ejecutar y coordinar un plan amplio para asegurar un proceso seguro, ordenado y humano en la frontera”.