La Oferta

June 26, 2022

Demócratas y activistas celebran el fin del Título 42; republicanos protestan

Fotografía de archivo de migrantes centroamericanos que cruzan hacia Estados Unidos por la línea ubicada en la ciudad del El Chaparral, en la fronteriza Tijuana (México). EFE/Joebeth Terriquez

Washington, 1 abr (EFE).- Legisladores demócratas, activistas y expertos en inmigración elogiaron hoy viernes la decisión del Gobierno del presidente Joe Biden que pone fin, a partir del 23 de mayo, al uso de la norma sanitaria conocida como Título 42 para expulsar a migrantes de forma expedita.

Por su parte, el Comité Nacional del Partido Republicano (RCN) repudió la decisión y sostuvo que “Biden está redoblando su compromiso de empeorar activamente la crisis que él mismo creó”.

La crisis en torno al Título 42 comenzó hace dos años cuando el Gobierno del entonces presidente republicano Donald Trump, en el comienzo de la pandemia de covid-19, recurrió a la norma sanitaria para expulsar a migrantes que llegaban a la frontera.

El Gobierno del demócrata Biden continuó aplicando la medida, que ha llevado a la expulsión expedita de más de 1,7 millones de migrantes.

En un comunicado emitido hoy los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indicaron que no existe la emergencia de salud que había hace dos años, y que se cancelará el recurso del Título 42 a partir del 23 de mayo.

El Caucus Hispano del Congreso (CHC), integrado actualmente sólo por legisladores demócratas, declaró que “hoy es un momento brillante en la historia de nuestra nación con el fin de la política del Título 42 iniciada por Trump”.

“El CHC pidió repetidamente el fin de esta política, que fue alimentada por la agenda de odio y miedo antiinmigrante de Trump que utilizó la pandemia como excusa para negar a los solicitantes de asilo su derecho al debido proceso legal”, dijo el representante federal y presidente del Caucus, Raúl Ruiz.

Añadió que “la pandemia se ha desacelerado, hay protocolos efectivos para pruebas y cuarentena, y las vacunas están fácilmente disponibles”.

“Poner fin a la política del Título 42 de la era de Trump significa que todas las personas que huyen para salvar sus vidas, ya sea de un dictador ruso o de los cárteles de droga, tendrán su derecho al debido proceso legal y sus casos serán escuchados para obtener el estatus de protección de asilo sin temor a ser devueltos a los mismos peligros de los que huyeron”, señaló.

La Unión Estadoumnidense de Libertades Civiles (ACLU), que había entablado una demanda contra el Gobierno Biden pidiendo el fin de la práctica, también aplaudió la decisión.

Lee Gelernt, abogado principal en esta demanda, sostuvo que una reducción sustancial de las expulsiones puede y debe comenzar de inmediato “para que no se destrocen más vidas”.

“Usar las leyes de salud pública como sustituto de la política de inmigración nunca estuvo justificado”, acotó.

Una alta funcionaria del Gobierno de EE.UU. afirmó hoy en una llamada con periodistas que toda la Administración se está coordinando para “estar preparados ante cualquier aumento potencial de llegadas en la frontera que resulten de la terminación del Título 42”.

Subrayó que, a partir del 23 de mayo, los adultos indocumentados que entren a Estados Unidos de manera irregular serán “expulsados” mediante el Título 8, la normativa migratoria vigente antes de la pandemia.

El Gobierno responde así a sus críticos como el gobernador de Texas, Greg Abbott (republicano), que hoy dijo en un comunicado que al poner fin a las expulsiones del Título 42 “el presidente Biden ha optado por poner en peligro la seguridad de esos mismos estadounidenses que juró proteger y defender”.

Por su parte, el director ejecutivo del American Immigration Council, Jeremy Robbins, dijo en un comunicado que “el Título 42 representa la mayor restricción en el acceso al trámite de asilo desde que el Congreso aprobó en 1980 la Ley de Refugiados”.

El uso de esa norma “ha sido una política fallida que ha causado caos en la frontera y daños incalculables a gente inocente que busca nuestra protección, y ha disminuido nuestra estatura en el escenario mundial”, añadió.

La campaña Defund Hate, una coalición de más de 50 organizaciones que abogan por los inmigrantes, sostuvo que “el Título 42 es y siempre ha sido innecesario, inseguro y jamás debió aplicarse”.

“Nuestro país es mejor cuando damos la bienvenida a todos con dignidad y humanidad, y respetamos su derecho legal y moral a buscar asilo en Estados Unidos”, añadió. “Tenemos recursos más que suficientes para asegurar que quienes buscan protección en Estados Unidos puedan hacerlo”.

Sergio González, director ejecutivo de Immigration Hub, señaló que la decisión de los CDC “finalmente da por terminada una política que no ha tenido mérito alguno en lo que hace a la salud pública y que se usó de manera discriminatoria para expulsar familias y niños”.

“Biden y su Gobierno vuelven al orden regular de las cosas con un plan para restablecer y mejorar nuestro sistema de asilo y atender un incremento de la migración en la frontera”, añadió.

Pero el RCN afirmó que “en cada oportunidad, Biden ha promulgado políticas que abren nuestra frontera sur, empoderan a los traficantes de drogas y de personas, y hacen que las comunidades estadounidenses sean menos seguras”.