La Oferta

June 25, 2022

Judith Baca pinta la “memoria de la tierra” de Los Ángeles en su nuevo mural

Fotografía cedida por Todd Gray donde aparece la artista Judith Baca, de 75 años, quien es reconocida como una de las autoras más prolíficas y que ha dejado su huella en el condado de Los Ángeles. EFE/Todd Gray /SOLO USO EDITORIAL

Los Ángeles, 1 abr (EFE).- La artista Judith Baca, que por más de 50 años ha dado forma su entorno con sus murales y trabajo comunitario, desvela hoy viernes el mural “La Memoria de la Tierra: UCLA”, en el que pone en primer plano las contribuciones de la comunidad latina.

“Mis obras de arte público son sobre la memoria de la tierra”, explicó Baca en entrevista con Efe.

Esa necesidad de mantener en la memoria de los habitantes de Los Ángeles la historia, los personajes y los hechos que han marcado un punto de inflexión en su sociedad está reflejada en el título de su nueva obra, que hace parte de las celebraciones por los 100 años de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA).

La artista advierte que la intención de bautizar esta obra en español, idioma natal de la mayoría de los inmigrantes en Los Ángeles, es precisamente la de resaltar que cerca del 50% de los habitantes del condado son latinos, y que sus ancestros hablaban esa lengua.

El título del mural también le sirve para subrayar que en el pasado la Universidad puso de lado este idioma. “Somos un lugar que negó el español”, recordó Baca, y agregó que hay tiempo para remediarlo.

UN LLAMADO A NO OLVIDAR

Sobre el concepto de su nueva creación, que se divide en tres paneles de 26 pies de largo, la artista cuenta que le interesaba “mirar hacia atrás, a la fundación misma de la Universidad en su conjunto”.

El mural comienza con un tributo a los pueblos originarios de este lugar -las tribus Gabrielino/Tongva- y el río Los Ángeles, que en el pasado recorrió estas tierras.

En el segundo segmento, Baca rinde homenaje a muchos de los hombres y mujeres que han dado forma a la comunidad de la UCLA, incluida Grace Montanez Davis, la primera latina en ocupar un alto cargo en la alcaldía de Los Ángeles.

“Con suerte, inspirará a los estudiantes sobre esas personas. Podrán ver cuáles fueron sus logros e inspirarlos a continuar también un movimiento por la justicia social en Los Ángeles y en todo el mundo”, dijo.

La obra, que está pintada sobre una pantalla de vidrio y representa una nueva metodología en los murales, concluye con una representación del futuro de la Universidad que la artista propone como “un constante cambio en armonía con la tierra original”.

Con este nuevo mural, Baca -que ha sido profesora por 32 años en UCLA- también quiere mandar un mensaje a las directivas y los profesores sobre la necesidad de que “cumplan su palabra” de tener una “universidad mucho más latina, y que va a apoyar a los latinos”. Esa es la universidad que la artista de raíces mexicanas espera ver.

UN LEGADO PARA TODOS

Baca, de 75 años, es reconocida como una de las autoras más prolíficas y que ha dejado su huella en el condado de Los Ángeles.

Composición fotográfica cedida donde se aprecian los tres paneles de 26 pies de largo que conforman el mural de la artista Judith Baca titulado “La Memoria de la Tierra: UCLA”, que hace parte de las celebraciones por los 100 años de la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA). EFE

También se le reconoce su trabajo con cientos de jóvenes a los que ha impulsado en el arte y ha sumado a sus proyectos, entre los que destaca “The Great Wall of Los Angeles”, uno de los murales más grandes de Estados Unidos al extenderse por media milla (800 metros), el cual figura en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

Baca comenzó esta “gran pared” en 1974 y la pintó junto con más de 400 jóvenes de 14 a 21 años. La obra está actualmente en expansión y ella espera terminarla para los Juegos Olímpicos que celebrará la ciudad de Los Ángeles en 2028.

Volver realidad estas obras no ha sido fácil, confiesa la artista nacida en Huntington Park, una ciudad eminentemente mexicana en el condado de Los Ángeles. Por eso en 1976 fundó con otros artistas el Social and Public Art Resource Center (SPARC), un espacio destinado a crear, preservar y presentar programas sobre obras de arte públicas basadas en la comunidad.

El SPARC ha ayudado a sacar adelante un gran número de proyectos, incluyendo “The Great Wall of Los Angeles” y “La Memoria de la Tierra: UCLA”, entre muchos otros.

El lugar también ha respondido a los pedidos de los latinos: Baca cuenta que en este sitio se inició el laboratorio digital de arte a pedido de sus alumnos que hace 23 años estaban en huelga de hambre exigiendo la inclusión de estudios chicanos.

Baca explica que la razón más importante por la que SPARC trabaja en programas de arte educativos con jóvenes es porque construyen la autoestima y la afirmación cultural.

“Lo que necesitan (los jóvenes) es verse reflejados, entender que pueden ser creativos, que provienen de culturas ricas en artes como la mexicana, por ejemplo”, concluyó.