La Oferta

July 6, 2022

Organizador de protesta pro-Trump coopera en investigación sobre Capitolio

ARCHIVO/EFE/ Jim Lo Scalzo ARCHIVO

Washington, 8 abr (EFE).- Un organizador del movimiento lanzado por los seguidores del expresidente de EE.UU. Donald Trump para revertir el resultado de las elecciones está cooperando con el Departamento de Justicia en su investigación sobre el asalto al Capitolio de 2021, según informó este viernes The New York Times.

Se trata de Ali Alexander, uno de los organizadores de la protesta “Stop the Steal” (Paren el robo electoral) que precedió al asalto del edificio del Capitolio del 6 de enero de 2021 por parte de una turba de unos 800 seguidores pro-Trump, en el que murieron 5 personas y cerca de 140 agentes fueron agredidos.

El abogado de Alexander dijo al periódico que su cliente ha recibido una citación de un gran jurado federal que busca información sobre varias categorías de personas conectadas a las protestas pro-Trump que tuvieron lugar en Washington tras las elecciones presidenciales, y que mantiene una “postura cooperativa” con la Justicia.

El organizador rechazó la violencia acaecida durante el asalto y aseguró desconocer qué información podría aportar, de acuerdo al Times, si bien el comité legislativo que investiga el incidente apuntó que el hombre estuvo en contacto con funcionarios de la Casa Blanca tras la jornada electoral.

Alexander ya se presentó voluntariamente, en diciembre pasado, ante el comité investigador de la Cámara de Representantes para ofrecer una declaración y documentos relacionados con el asalto.

De acuerdo con el periódico, la citación por parte de un gran jurado podría indicar que los fiscales han ampliado su investigación y que no solo buscan a personas que estuvieron en el Capitolio, sino a los que organizaron y hablaron en protestas pro-Trump en torno a las elecciones, y a miembros de la Administración involucrados.

Más de 770 personas, residentes a lo largo y ancho de EE.UU., afrontan cargos por delitos como atacar a policías, impedir sus funciones, destruir propiedades del Gobierno, entrar en un edificio de acceso restringido o, en los más graves, conspiración y sedición.