La Oferta

June 25, 2022

Filoso, las navajas de barbero de Las Vegas para conquistar el mercado latino

Fotografía cedida por la empresa Filoso Barber Brand donde aparece el barbero de origen mexicano Francisco Carbajal mientras corta el pelo a un cliente en la Barbería Icon en Las Vegas, Nevada. EFE/Filoso

Los Ángeles, 11 abr (EFE).– Sin empleo y encerrado en su casa de Las Vegas durante la pandemia, el barbero de origen mexicano Francisco Carbajal se ideó la base de lo que es hoy Filoso Barber Brand, la primera fabricante de navajas y rasuradoras de propietarios latinos en el país.

“No he escuchado ninguna otra empresa de latinos en este negocio”, dice con orgullo Carbajal, fundador y socio de la empresa con sede en Las Vegas, Nevada.

El joven empresario de raíces mexicanas recuerda en entrevista con Efe que tras la llegada de la covid-19 a Estados Unidos todo para él y su familia “se puso muy oscuro”.

Por ser catalogado como trabajador no esencial, el latino tuvo que dejar su empleo en una barbería de la “Ciudad de las Luces” y dedicarse a cuidar a su hija mientras su esposa trabajaba para mantener la casa. “Ni podíamos ir a un parque porque todos estaban cerrados”, refirió.

Sin mucho que hacer en su encierro se dedicó a pensar en cómo salir del atolladero. “Lo bueno que a veces se encuentra luz en medio de la oscuridad”, reflexionó al narrar los inicios de la compañía, que anuncia como la primera empresa de navajas y rasuradoras propiedad de latinos en el país.

UN NEGOCIO PROPIO

Reconoce que la idea no llegó de un momento a otro sino que fue un proceso después de que subió a su canal de YouTube “FrankThaMan”, un vídeo instructivo sobre cortes de cabello para que los sus seguidores, la mayoría latinos, pudieran realizarlos en casa.

En ese vídeo promocionó enlaces para la compra de rasuradoras a través de la función de mercadeo de Amazon. El vídeo, que alcanzó más de 13.000 vistas, ayudó en la venta de alrededor de 11.000 dólares en productos de barbería que le dejaron sólo 88 dólares por comisiones.

Cuenta que en ese momento pensó que debería hacer algo para tener su negocio propio.

Inspirado en la fuerza de sus padres, inmigrantes mexicanos que han trabajado toda su vida con sus manos, Carbajal decidió fabricar productos de barbería dirigidos al público latino. Para sacar adelante su proyecto se asoció con Jorshua Nieto, que tenía su propia marca de ropa.

Nieto dijo a Efe que se unió a este naciente negocio porque creyó que “es innovador” y la marca “representa” a la cultura latina.

Los socios llevan un año vendiendo sus productos a barberos de lugares tan alejados de su sede principal en Las Vegas como Puerto Rico.

EMPRESAS LATINAS SE FORTALECEN

Carbajal y Nieto no son los únicos que han echado a andar negocios con éxito. Los empresarios latinos en Estados Unidos son el segmento de más rápido crecimiento de la población empresarial de Estados Unidos, según un reciente informe de la Universidad de Stanford en California.

El informe Estado del Emprendimiento Latino 2021 encontró que la cantidad de negocios latinos ha tenido un crecimiento de 44% en los últimos 10 años, en comparación con apenas el 4% de los no latinos.

El reporte también resalta que los empresarios hispanos han realizado más cambios proactivos en sus empresas que sus homólogos blancos. Por ejemplo, 21% de los empresarios latinos informaron haber hecho mejoras en la tecnología de sus negocios el año pasado frente al 16% de empresas lideradas por blancos.

Mientras, 18% de los empresarios latinos incursionaron en el comercio electrónico frente al 13% de sus homólogos blancos.

Según datos de la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos (USHCC), los cinco millones de pequeñas empresas hispanas, de un total de alrededor de 30 millones del país, aportan más de 800.000 millones de dólares anuales a la economía estadounidense.

MANOS AMIGAS

Los investigadores de Stanford destacan que parte del éxito de los negocios latinos se debe al respaldo que han obtenido de organizaciones y asociaciones que impulsan a los emprendedores. En el caso de Filoso Barber Brand, Carbajal y Nieto recibieron ayuda de NVGrow, una organización de inversión y desarrollo de pequeñas empresas en Nevada.

NVGrow les ayudó con el financiamiento para cumplir con un pedido grande que de otra manera no hubieran podido entregar, reconoce Nieto. “Habría quebrado nuestro negocio” debido a la falta de inventario, señaló.

Nieto también destaca todos los contactos que han logrado realizar a través de esta organización con otros profesionales, en su mayoría latinos, que están contribuyendo a que hagan crecer su negocio.

Por su parte Carbajal señala que encontrar esta clase de respaldo fue vital para superar la creencia de que por no tener un título universitario en administración de negocios o un gran capital una persona no va a poder echar adelante su empresa. “Es importante ver dónde quieres ir y conectar con gente que te ayude a llegar a esa meta”, expuso.

Por eso cada día los socios de Filoso Barber Brand trabajan con ahínco para invertir en su empresa. Ya tienen sus ojos puestos en el mercado mexicano para distribuir su marca.

Además han planeado expandir la variedad de productos enfocados en el cuidado del cabello de los hombres, y más específicamente de los latinos que, según dice Carbajal, “han cambiado su mentalidad”.

“Los latinos ahora se quieren ver y sentir bien, quieren productos para su pelo, para su piel. Ahí hay un gran mercado”, consideró Carbajal, que asegura por el momento no dejará de trabajar en una barbería en Las Vegas, donde alquila un puesto.

“Hay que seguir en contacto con la clientela. Ellos mismos se encargan de ayudarnos a identificar qué es lo que quieren y buscan de los productos”, concluyó.