La Oferta

July 2, 2022

Cardona pide a deudores estudiantiles confiar en perdones y usar los que hay

Fotografía oficial cedida por el Departamento de Educación de Estados Unidos donde aparece su secretario, Miguel Cardona, de origen puertorriqueño. EFE/Departamento de Educación EEUU

Los Ángeles, 12 abr (EFE).- El secretario de Educación de EE.UU., Miguel Cardona, defendió en entrevista con Efe el trabajo del gobierno de Joe Biden para disminuir la deuda estudiantil y pidió a los deudores “no desesperarse” y aprovechar la ampliación de un programa para condonarla a quienes han trabajado en el sector público.

“Hemos hecho mucho”, aseguró Cardona sobre las promesas del presidente Biden en campaña para disminuir la deuda estudiantil de más de 1,7 billones de dólares.

Dentro de estas estaban la reforma al Programa de Condonación de Préstamos por Servicio Público (PSLF, en inglés), que perdona a aquellos que han trabajado en el sector público por más de 10 años o completado por lo menos 120 pagos, entre otros requisitos.

En octubre pasado la agencia amplió su guía de elegibilidad y ahora Cardona está urgiendo a los latinos y minorías a solicitar el perdón de pago antes del 31 de octubre próximo.

“Queremos comunicarle a la comunidad latina que ellos también tienen derecho a estos beneficios”, subrayó en español el secretario en un esfuerzo por borrar la mala imagen de este programa de 2007 y que hasta antes de la ampliación negaba el 98 % de las solicitudes.

El hispano, de origen puertorriqueño, destacó que la agencia ha cancelado la deuda de unos 100.000 prestatarios a través del renovado PSLF, del que trabajadores de organizaciones sin ánimo de lucro también son elegibles.

Cardona reconoce que el esfuerzo no logra cubrir las expectativas de unas 43 millones de personas con prestamos federales que todavía están esperando que les condonen al menos 10.000 dólares.

“Yo entiendo que muchos están esperando”, contesta al preguntarle sobre el descontento del público.

“Hasta ahora sólo llevamos un año, no se desesperen, deben tener confianza de que vamos a seguir trabajando en esto”, agrega.

Además, apunta el dedo a los republicanos. “Necesitamos apoyo del Congreso” para poder condonar las deudas federales, indica.

En este sentido los demócratas en la Legislatura, especialmente los del ala más progresista, han presionado al Gobierno Biden para que perdone toda la deuda estudiantil o al menos una parte.

Según la Reserva Federal de EE.UU., cuatro de cada diez personas que estudiaron en la universidad deben devolver algún tipo de prestamos.

Cardona dice estar esperanzado que al final del gobierno se haya logrado encontrar una solución a un problema que encontraron “ya desbordado” e insiste que “se está trabajando” en la ampliación de la condonación de las deudas.

LA BRECHA Y LEYES QUE DIVIDEN

Cardona dijo por otra parte que espera que las escuelas “se mantengan abiertas” ante la posibilidad de una nueva ola de la covid-19.

Subrayó que no quiere repetir la orden de cierre que tuvo que dar como Comisionado de Educación en Connecticut, su cargo anterior a puesto federal.

Considera que el cierre de las escuelas aumentó las brechas en el sistema educativo, que afectan especialmente los estudiantes de las minorías y aquellos para los que el inglés no es su primer idioma.

Cardona sabe de primera mano sobre esta situación ya que creció hablando español en su casa, y aprendió inglés en la escuela.

Opina que “los niños latinos no han estado al mismo nivel académico” que sus pares blancos y “eso se hizo peor en la pandemia”, por eso resalta la necesidad de regresar las tutorías, los programas después de clase, y las clases de verano.

Destaca por otro lado los 130.000 millones de dólares que otorgó el plan de rescate del año pasado a las escuelas.

“El dinero esta ahí. Espero que se use para ayudar a los niños que necesitan un poco más, como muchos de los niños que están aprendiendo inglés por primera vez o niños con discapacidad”, enfatiza.

Añade que “nunca en la historia de la educación (en EE.UU.) hemos tenido tanto dinero para apoyar a los niños”.

No obstante, admite que la solución a los retos que enfrentan las escuelas y los maestros no dependen sólo de los recursos que el gobierno federal pueda enviar sino del uso que se le dé.

A estos retos educativos en el país se suman además las leyes y proyectos estatales y locales sobre el racismo e identidad sexual que a su parecer “crean una división”.

Sin referirse al la reciente ley promulgada por el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, popularmente conocida como “Don’t Say Gay” (“No digas gay”), que prohíbe hablar en las escuelas de sexualidad e identidad sexual hasta el tercer grado, Cardona criticó los esfuerzos por excluir a niños de minorías como la LGBTQ.

“Esa misma gente que no quiso el dinero del American Rescue Plan (Plan de Rescate de Estados Unidos) deben enfocarse en apoyar a los niños que se quedaron sin padre, que vienen con dificultades emocionales en la pandemia”, puntualizó.

Añadió que sabe que “hay muchos que quieren hacer divisiones en educación pero nosotros estamos seguro de que lo que necesitan ahora es más apoyo académico, de salud mental y formar comunidad donde todos los niños se sienten cómodos”.