La Oferta

June 28, 2022

La restrictiva ley antiaborto de Florida concita fuertes adhesiones y rechazo

Archivo. EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Miami, 14 abr (EFE).- El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó este jueves la ley que prohíbe el aborto después de las 15 semanas de gestación, incluso en casos de violación o incesto, una decisión aplaudida por republicanos y grupos provida, pero rechazada por los demócratas y organizaciones civiles.

“Estamos aquí hoy para proteger la vida”, dijo hoy DeSantis acompañado de legisladores en una iglesia de Kissimmee (centro de Florida) durante la promulgación de la ley, que fue aprobada por el Congreso estatal a comienzos de marzo en medio de una gran polémica.

El gobernador subrayó que la ley representa “la protección más importante para la vida que se ha promulgado en este estado en una generación” y que su fin es “defender a los que no pueden defenderse”.

La nueva ley, que está previsto que entre en vigor el próximo 1 de julio, aunque ya se han anunciado demandas que podrían impedirlo, reduce de 24 a 15 semanas el periodo en que una mujer embarazada puede interrumpir legalmente su embarazo y solo contempla dos excepciones: que la vida de la madre corra peligro y que el feto tenga malformaciones.

Según Planned Parenthood, una organización de servicios de planificación familiar, incluidos procedimientos para interrumpir el embarazo, “las comunidades negras, latinas e indígenas, las personas con bajos ingresos, y las personas que viven en zonas rurales enfrentarán las mayores barreras para acceder al aborto una vez que esta nueva ley entre en vigor”.

PARTIDARIOS Y DETRACTORES

El senador por Florida y exgobernador del estado Rick Scott dijo en un tuit este miércoles que se enorgullecía de haber firmado “este importante proyecto de ley siendo gobernador” (…) ya que “la vida comienza en la concepción y todos los niños, incluidos los no nacidos vulnerables, deben ser protegidos”.

Pero, para Laura Goodhue, directora ejecutiva de una alianza de entidades afiliadas a Planned Parenthood, se trata de una ley “cruel” que “está privando a las personas en Florida de la libertad de controlar sus propios cuerpos”.

“Hoy, el gobernador DeSantis firmó la prohibición al aborto más restrictiva en la historia de Florida”, ya que prohíbe el aborto después de las 15 semanas de gestación y “no contempla excepciones para violación, incesto, o tráfico humano”, aseveró en un comunicado Planned Parenthood.

Varias figuras del Partido Demócrata de Florida y organizaciones de derechos civiles han criticado también la restricción a los derechos reproductivos de las mujeres del estado que representa esta ley, al igual que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Así, el congresista Charlie Crist, que buscará la Gobernación de Florida por el Partido Demócrata en las próximas elecciones de noviembre, indicó en un correo electrónico que se trata de un “día oscuro para la libertad reproductiva de las mujeres en Florida”.

“Las mujeres merecen el derecho a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos. Como gobernador, vetaría este proyecto de ley y cualquier intento de restringir el derecho de la mujer a elegir”, afirmó Crist.

La comisionada demócrata de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida, Nikki Fried, quien también se postula contra DeSantis, cargó en un comunicado contra “la hipocresía de los republicanos, a quienes les encanta alardear de cuán ‘libre’ es nuestro estado mientras impulsan una ley que literalmente obligará a las mujeres y niñas a dar a luz”.

La nueva ley establece que para que una mujer pueda interrumpir su embarazo en los supuestos contemplados dos médicos deben certificar que es necesario, algo que los legisladores demócratas trataron de cambiar a solo un médico sin éxito.

Los congresistas demócratas defendieron a lo largo del trámite parlamentario que la decisión de abortar solo compete a la mujer en consulta con su médico y expusieron las consecuencias negativas que puede tener en las mujeres pobres y de grupos minoritarios esta ley.

Además de Florida, otros estados de mayoría republicana han adoptado leyes restrictivas de la interrupción del embarazo, como Mississippi, Arizona, Idaho y Oklahoma.

Es Texas, sin embargo, el estado en el que la legislación antiaborto ha ido más allá con una prohibición después de las seis semanas de embarazo.

Planned Parentood señaló hoy que la ley de Florida imita la de Mississippi que actualmente está bajo consideración de la Corte Suprema de Estados Unidos y advirtió que un fallo favorable a la legislación del estado sureño podría desmantelar las protecciones al derecho al aborto que ofrece a nivel nacional el precedente de Roe vs. Wade.

LA ACLU IRÁ A LOS TRIBUNALES CONTRA LA LEY

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) prometió de inmediato impugnar la ley antiaborto de Florida (la HB 5) en los tribunales.

“No se equivoquen: si esta prohibición del aborto entra en vigor, tendría consecuencias devastadoras para las mujeres embarazadas, especialmente para aquellas que no pueden permitirse viajar fuera del estado en busca de la atención médica esencial que necesitan”, dijo la directora legislativa Kara Gross.

La ACLU destacó hoy en un comunicado que la ley HB 5 de Florida además “criminaliza a los médicos que ofrecen servicios de aborto a pacientes después de ese punto (las 15 semanas)”.

Para esta organización, la nueva ley antiaborto de Florida “tendrá efectos devastadores debido a la gran cantidad de barreras” que las mujeres deben sortear para abortar, “desde demoras para enterarse de que están embarazadas, hasta no poder pagar la atención médica esencial necesaria”, entre otros obstáculos.