La Oferta

July 4, 2022

Cayos de Florida celebran 40 años de su independiente República de la Concha

Fotografía de archivo donde se aprecia una vista de barcos amarrados durante el aislamiento por coronavirus en Islamorada, uno de los 6 pueblos de los Cayos de Florida. EFE/Ana Mengotti

Miami, 17 abr (EFE).- Los Cayos floridanos iniciaron este fin de semana las celebraciones por el 40 aniversario de su simbólica y extravagante “independencia” de Estados Unidos a través de la creación en 1982 de la ficticia República de la Concha (Conch Republic).

Con un acto inaugural celebrado la noche del viernes en Cayo Hueso, se dio inicio a diez días de festejos para recordar el nacimiento de la República de la Concha el 23 de abril de 1982, y que incluirá una carrera de “drag queens”, bailes, una regata de vela, además de la tradicional recogida de huevos de pascua este domingo.

La República de la Concha surgió en respuesta al establecimiento por parte de la gubernamental Patrulla Fronteriza de un puesto de control en la carretera US 1, la única vía que conecta a esta cadena de islas y el punto mas meridional de Estados Unidos con tierra firme.

A pesar de los reclamos de las autoridades locales en virtud de las largas filas de autos y el efecto negativo que produjo en el turismo, que es la fuente principal de ingresos de los cayos floridanos, la agencia federal se negó a retirar la barricada erigida para controlar el narcotráfico y contrabando.

El entonces alcalde de Cayo Hueso, Dennis Wardlow, reunió a los líderes locales para efectuar una irónica puesta en escena en la que se proclamó la independiente República Concha y se izó su real bandera de color azul, ello en respuesta al trato recibido que hizo sentir a localidad como “un país extranjero”.

El puesto de control eventualmente se retiraría, pero los cayos floridanos continuarían celebrando a su República de la Concha, la cual tiene una página web que realza su fuerza naval, relata la historia de su fundación e incluso ofrece la emisión de pasaportes.

“Hoy nos reafirmamos como una comunidad de personas que tienen un ‘estado de ánimo soberano’ y como las ‘personas que se separaron donde otros fracasaron'”, señala en tono irónico la web de la ficticia república.