La Oferta

July 6, 2022

Un audio pone en peligro el futuro político de un líder republicano de EE.UU.

EFE/EPA/SHAWN THEW/file

Washington, 22 abr (EFE).- El futuro del líder de los republicanos en la Cámara Baja de EE.UU., Kevin McCarthy, está en peligro por un audio de enero de 2021 publicado en las ultimas horas en el que se le escucha decir que iba a pedir la renuncia del entonces presidente Donald Trump por el asalto al Capitolio del día 6 de aquel mes.

McCarthy siempre se ha mantenido al lado de Trump por la influencia que el exmandatario ejerce sobre el partido y porque necesita su apoyo para convertirse en el presidente de la Cámara de Representares, en caso de que los republicanos recuperen esa cámara en las elecciones legislativas de noviembre.

El jueves por la noche, el diario The New York Times reveló en un artículo que McCarthy había culpado a Trump del asalto al Capitolio, en el que murieron cinco personas, y había expresado su deseo de que renunciara en conversaciones con otros legisladores conservadores.

Tras la publicación del artículo, McCarthy publicó un comunicado diciendo que su contenido era “falso”, ante lo que The New York Times colgó el audio en el que se pueden escuchar sus palabras exactas.

En la conversación, que tuvo lugar el 10 de enero, McCarthy habla con la entonces número tres del partido, Liz Cheney, sobre los esfuerzos de los demócratas para someter a Trump a un juicio político (“impeachment”) por haber animado a sus seguidores a marchar al Capitolio.

“Creo que eso será aprobado (el juicio político) y mi recomendación es que debería renunciar”, dice McCarthy a Cheney.

En otro momento, McCarthy dice que está pensando en hablar con Trump esa misma noche, pero cree que el mandatario no va escucharle.

No está claro si McCarthy llegó a hablar con Trump para pedirle su dimisión o si, en ese momento, estaba simplemente hablando con miembros de su partido sobre cómo reaccionar al ataque al Capitolio.

Su futuro político depende ahora en buena parte de la reacción del exmandatario, que suele referirse al republicano como “mi Kevin” por la lealtad que había demostrado llegando incluso a visitar a Trump cuando dejó el poder en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida.

Trump no ha reaccionado públicamente a la noticia; pero, según The Washington Post, ambos conversaron ayer por la noche por teléfono tras la publicación del audio y el expresidente no estaba enfadado.