La Oferta

July 4, 2022

Asesora de Biden: violadores de DDHH “probablemente” no serán invitados

EFE/EPA/WILL OLIVER

Miami, 17 may (EFE).- La excongresista Debbie Mucarsel-Powell, asesora especial para la próxima Cumbre de las Américas del Gobierno de EE.UU., afirmó este martes en Miami (Florida) que los países que “no quieren comprometerse con la democracia y violan los derechos humanos” “probablemente” no serán invitados.

Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano, confesó que han recibido presiones para “hacer excepciones” con algunos países que no cumplen con estas condiciones y subrayó que, en cualquier caso, la decisión corresponde al Gobierno Biden.

La excongresista demócrata intervino este martes en la Conferencia Anual de Seguridad Hemisférica (HSC, en inglés) organizada por la Florida International University.

Parte de su intervención la dedicó a alertar sobre los regímenes autoritarios en la región que “respaldan las narrativas falsas” de Rusia en su invasión de Ucrania.

El hemisferio “sufre regímenes autoritarios que vulneran los derechos humanos con comportamientos dictatoriales como en Cuba, Venezuela y Nicaragua”, expresó tajante Mucarsel-Powell, nombrada en abril pasado por el presidente Joe Biden asesora para la Cumbre de las Américas, que reunirá en junio a mandatarios de la región en Los Ángeles (California).

PAÍSES DE LA REGIÓN QUE RESPALDAN LA DESINFORMACIÓN DE RUSIA

Mucarsel-Powell, de origen ecuatoriano, se refirió con dureza a cómo estos países “autocráticos” y “represivos”, sometidos a la “desinformación y falsas noticias”, apoyan la “falsa información que propaga Rusia” de que la guerra con Ucrania es culpa de la OTAN.

“Quiere (Rusia) aparecer como la víctima (…), pero es una guerra injustificable contra Ucrania”, añadió Mucarsel-Powell, quien fue congresista entre 2019 y 2021, convirtiéndose en la primera mujer demócrata y latina en representar un distrito de Florida.

Por ello, hizo un llamamiento a las naciones de la región a “unirnos para demostrar que la democracia puede dar los resultados que buscamos para nuestros pueblos y crear un hemisferio seguro”, dado que, afirmó, “ningún país está inmune” a los ataques a la “gobernanza democrática”, factor “vital” para un futuro en paz.

“UN MOMENTO CRÍTICO” EN LA DEFENSA DE LA DEMOCRACIA

Apuntó que vivimos “un momento crítico” de compromiso por un orden mundial fundamentado en “el imperio de la ley y el respeto a los derechos humanos”, que combata “la corrupción, el lavado de dinero, la desinformación” y defienda una “prensa libre e independiente”.

En ese contexto, la excongresista condenó el “ascenso de ataques y asesinatos de periodistas en Nicaragua” y el “retroceso en algunas instituciones democráticas” por carecer de prensa que informe de manera veraz.

Expuso las que serán cuestiones eje de la próxima Cumbre de las Américas sobre la base del fortalecimiento de la democracia, entre otras la lucha contra la corrupción, la crisis climática y alimentaria, la inseguridad en el hemisferio, la digitalización, la inmigración, la pandemia o la transición hacia el uso de una energía verde.

A una pregunta sobre el anunciado alivio de algunas de las medidas contra Cuba por parte del Gobierno de EE.UU., Mucarsel-Powell defendió la reanudación del programa de reunificación familiar, que supone, dijo, “una oportunidad” y era, explicó, “una petición de las familias cubanas por mucho tiempo”.

Precisó que estas disposiciones “no eliminan las sanciones a Cuba” por las “violaciones de derechos humanos y presos políticos”, al igual que con el “narcorégimen” de Venezuela, y recordó que EE.UU. sigue considerando a Juan Guaidó presidente interino del país.

Con anterioridad, al abordar un asunto tan sensible como el de la emigración en el hemisferio, dijo que se ha convertido en una “cuestión política y debería ser humanitaria”, ya que hablamos de “personas que arriesgan sus vidas” por sus hijos huyendo de “la pobreza, inseguridad alimentaria, corrupción y falta de seguridad democrática”.

Mucarsel-Powell, nacida en Ecuador en 1971 y primera legisladora hispana no cubana de Florida en el Congreso de EE.UU., fue una de las oradoras de la primera jornada de la HSC, organizada por dos instituciones académicas adscritas a (FIU): el Instituto Jack D. Gordon de Políticas Públicas y el Centro Kimberly Green para América Latina y el Caribe (LACC).