La Oferta

July 2, 2022

Mala gestión en México evita que la pandemia pueda terminar, denuncia libro

Ciudad de México, 22 may (EFE).- La pandemia de covid-19 en México, que ha dejado más de 300.000 muertos oficiales, aún no ha terminado, pese a lo que presumen las autoridades de salud, e incluso la mala gestión de la emergencia sanitaria podría abrir la puerta a una nueva variante, según explica en su libro “Las vidas que no contaron” la experta en microbiología Laurie Ann Ximénez-Fyvie.

“La pandemia de covid-19 no ha terminado y parece estar acomodándose el escenario para que se introduzca una nueva variante”, señaló en entrevista con Efe la especialista.

En su libro, Ximénez-Fyvie vuelve a hacer un análisis crítico sobre la manera en la que el Gobierno de México ha gestionado la pandemia, en seguimiento a su primera publicación “Un daño irreparable” (2021).

En el texto detalla cómo fueron las acciones que tomaron los dirigentes y el comportamiento de la ciudadanía durante la segunda ola, que en México se dio entre diciembre de 2020 y enero de 2021, y que se cobró muchas más vidas que la primera.

“Lo que vemos es que, pese a la situación que se vivió en la primera ola, nuestras autoridades de salud parecieron no haber aprendido nada”, dijo.

Ximénez Fyvie explicó que con su texto pudo ahondar más en cómo las medidas de contención del Gobierno mexicano fueron “insuficientes” y que las cifras comunicadas no son reales.

A través de la voz de pacientes, familiares que perdieron algún ser querido en ese periodo y médicos que vivieron en carne propia las dificultades de atención y las muertes de personas, la especialista da un panorama de la tragedia vivida en México, uno de los países con más muertes por covid-19 en el mundo.

MORTALIDAD MAYOR A CIFRAS OFICIALES

Una de las cuestiones que aborda el libro es que las autoridades mexicanas han hecho lo posible por “maquillar” el número de muertos reales que ha dejado la pandemia.

La experta expone en su libro que las cifras de mortalidad reconocidas por el Gobierno de México sobrepasan los 324.000 personas actualmente, pero la realidad es mucho peor.

“La cifra oficial continúa reflejando más o menos 2,5 veces menos muertes de las que han ocurrido en la realidad por la pandemia”, afirmó.

REFLEJA VIACRUCIS

En el libro, Ximénez-Fyvie relata los problemas que tuvieron que hacer frente médicos, enfermos de covid-19 y sus familiares para tratar de salvar vidas de sus seres queridos al buscar, muchas veces sin éxito, una cama en hospitales tanto públicos como privados, mientras las autoridades de salud, según ella, daban un mensaje equivocado.

“La postura del Gobierno federal era que en los centros de salud había camas disponibles para recibir a los pacientes, por lo que la recomendación era quedarse en casa, cuando tuvo que haber sido dar la atención médica antes de que los casos se complicaran”, puntualizó.

Y criticó que las medidas sanitarias estuvieran influenciadas por una visión política de funcionarios de salud.

“Las decisiones han sido tomadas con bases político-electorales en nuestro país y no somos el único, muchos países lo hicieron así. Hoy se calcula que en realidad en el mundo han muerto entre 14 y 18 millones de personas por esta pandemia”, expuso.

También explicó que pese a que los dirigentes de salud han presumido que la pandemia “va de salida” en México, esto no es verdad, especialmente porque la variante ómicron se ha ido diversificando en muchas subvariantes.

“Es un despropósito que el gobierno sugiera el fin de la pandemia. Ojalá que esto no termine resultando en una pérdida de vidas más grande”, advirtió.

Recordó que México es uno de los países con los peores indicadores de la pandemia, al rebasar las 324.000 muertes en cifras oficiales.

“En números absolutos (esto) nos deja en quinto lugar a nivel mundial, en exceso de mortalidad el último reporte nos tiene en el cuarto sitio con 798.000 muertes en exceso, somos el país con más orfandad con 192.000 huérfanos reportados hasta el año pasado, el país con más personal de la salud que ha fallecido a causa de la pandemia”, insistió.

Y recordó que ni siquiera la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado por concluida la crisis sanitaria, que en México suma más de 5,7 millones de contagios.

Afirmó que la pandemia sigue activa “digan lo que digan el presidente Andrés Manuel López Obrador y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, ellos pueden decir sin evidencia científica, sin ninguna base sólida, que van a decretar el fin de la pandemia, pero continúa”, enfatizó.

Recordó la situación de China y Europa, regiones que están teniendo repuntes de contagio, “estamos en un momento de menor ritmo de contagios en casi todo el mundo”.

Y dijo que esto es grave pues le da al Gobierno la justificación para ser todavía más opaco en la información de vacunación y defunciones.

“Somos el único país que ha tomado esta determinación en el mundo. Necesitamos ampliar la cobertura de vacunación, seguir con el uso de cubrebocas y la ventilación de los espacios”, concluyó.