La Oferta

June 30, 2022

Elecciones en Texas ponen en la balanza la identidad de los partidos

ARCHIVO/EFE/EPA/SHAWN THEW

Los Ángeles, 23 may (EFE).- Los resultados de la segunda vuelta de las elecciones primarias en Texas, que se disputará este martes, presentarán una nueva radiografía de los partidos, como se prevé que ocurra en la batalla demócrata entre el congresista moderado Henry Cuéllar y la progresista Jessica Cisneros.

“Este martes en Texas y en otras partes del país se está peleando por definir la identidad del partido”, advirtió a Efe Miguel Tinker Salas, profesor de Historia y Estudios Latinos en Pomona College.

La segunda vuelta en Texas convoca a los electores para definir a los candidatos de cada partido que no lograron obtener más del 50% de los votos en la primera ronda en marzo pasado.

Los dos candidatos más votados en la contienda del 1 de marzo disputarán la segunda vuelta, en la que el ganador será el nominado de su partido para las elecciones en noviembre.

“Esta elección es un buen ejemplo de las diferencias internas que se han amplificado en los partidos”, añadió el catedrático.

Un ejemplo es la batalla que sostiene el representante federal Henry Cuéllar, que se disputa el lugar en la boleta con la progresista Jessica Cisneros.

En las elecciones de marzo pasado la aspirante de raíces mexicanas obtuvo 46,8% de los votos en su contienda por el Distrito 28 del sur de Texas, mientras Cuéllar, de 66 años y con más de una década y media en el Congreso estadounidense, recibió 48,5%.

Cisneros, una abogada de inmigración de 28 años hija de mexicanos, es una figura progresista que el viernes pasado obtuvo el apoyo del senador Bernie Sanders, quien viajó a Texas para apoyar la campaña de la joven promesa.

Este lunes la aspirante al Congreso se concentra en hacer un llamado puerta a puerta a los votantes, dijo un vocero de la campaña a Efe. La aspirante también se mantiene muy activa en las redes sociales haciendo llamados a salir a votar.

La campaña de Cuéllar se ha centrado en retener a los demócratas más centristas.

“Cuéllar tiene una cultura conservadora muy fuerte. De alguna forma lo hace parecer como un conservador que incluso puede atraer a republicanos”, opinó Tinker Salas.

Precisamente esa posición conservadora es la que ha atacado Cisneros. A principios de mes la aspirante pidió a los líderes del partido dejar de apoyar a Cuéllar por su oposición al derecho al aborto.

Cuéllar ha defendido su posición definiéndose como “provida” como católico que es, argumentando que su fe no le permite defender posiciones “extremas”. No obstante ha dicho que “debe haber excepciones en caso de violación, incesto y peligro para la vida” de la madre.

Tinker Salas asegura que el resultado de esta elección primaria entre los dos candidatos latinos también será un pulso entre los extremos del mismo partido.

Los demócratas Rochelle Garza y Joe Jaworski buscan la nominación del partido para el puesto de fiscal del estado. En la contienda por la vicegobernación, Michelle Beckley se enfrenta a Mike Collier.

Los demócratas también necesitan un candidato para contralor y elegirán entre Janet T. Dudding y Ángel Luis Vega.

Del lado republicano, el pulso entre los extremos está en contiendas como la que definirá al candidato a fiscal general de Texas, en la que el titular Ken Paxton se mide nuevamente con George P. Bush.

“Aquí es una pelea entre Donald Trump y los Bush”, valoró Tinker Salas, y opinó que estos últimos representan otra época y otro momento.

En la carrera por el Distrito 28 hay un enfrentamiento republicano entre Cassy García, exintegrante del personal del senador Ted Cruz, quien la respaldó, y Sandra Whitten, la candidata republicana para el puesto en 2020.

En marzo García obtuvo 24 % de los votos frente al 18% de Whitten. Según algunos informes, García, quien cuenta con el respaldo de la clase dirigente republicana del Congreso, es considerada favorita de cara a las elecciones de ese martes.

Tinker Salas explica que los resultados en el lado republicano también marcarán las tendencias nacionales, que aún no le han dado una gran ventaja a los aspirantes apoyados por el expresidente Donal Trump (2017-2021). “El resultado de Trump es mixto. Sus candidatos han ganado y han perdido”, señaló.

Del lado demócrata, el catedrático opina que el partido sigue sin entender el voto hispano, que dan por seguro. “Siguen perdiendo apoyo, y especialmente en Texas. Las posturas incluso en inmigración han cambiado bastante y eso va a pesar”, sostuvo.

“Existe un miedo a lo que trae el futuro”, concluyó.