La Oferta

July 6, 2022

La mexicana Andrea Legarreta comparte “estremecedora” historia familiar

Fotografía sin fecha de toma, donde se observa a la actriz y conductora, Andrea Legarreta, mientras posa en una Alfombra Roja en la Ciudad de México (México). EFE/Photoamc

Ciudad de México, 28 may (EFE).- El libro “La carrera más importante de nuestras vidas” relata ,en la voz de una madre y con prólogo de la actriz Andrea Legarreta, los logros de Mateo Díaz, niño mexicano que padecía una enfermedad rara y que practica enduro (motociclismo en campo abierto).

“No tuve ni que pensarlo para mí fue una experiencia muy fuerte y muy estremecedora, una experiencia inesperada que me sacudió de una manera muy bella”, dijo la presentadora y actriz mexicana en una entrevista con Efe sobre el momento en el que se le invitó a participar en el proyecto.

Mateo fue diagnosticado en 2017, cuando tenía ocho años, de anemia aplásica, una enfermedad que reduce la producción de células sanguíneas provocando fatiga y riesgo de infecciones y sangrados.

Pero hoy el joven es una joven promesa del enduro y su madre, Valentina Martínez, prima de Legarreta, escribió el libro para compartir el complicado proceso por el que pasaron como familia y, sobre todo, para dar un mensaje de esperanza.

“El propósito es compartir nuestra historia con todo aquel que esté pasando una situación con un ser amado para que sepan que hay esperanza, que hay fe, ese es el propósito número uno”, compartió Martínez.

Asimismo, consideró que es importante conocer este tipo de historias a pesar de no haber pasado por nada similar, ya que se puede aprender de ellas y “nadie está exento de que le pueda pasar”.

Sin embargo, la presentadora consideró que el propósito de Valentina al escribir el libro, publicado en 2022, “aunque quizás no se había dado cuenta”, era escribir para ella misma, para encontrar una vía de escape y compartir todo lo vivido.

Por esto, por la buena relación de años y por lo “estremecedor” de lo vivido, Legarreta, quien calificó la historia de Mateo de milagro, no dudó ni un momento en decir sí a escribir el prólogo.