La Oferta

September 25, 2022

La nueva ley fiscal de EE.UU. no beneficiará a la mayoría de coches eléctricos

ARCHIVO/EFE/EPA/RUNGROJ YONGRIT

Washington, 16 ago (EFE).- Estados Unidos advirtió este martes que la mayoría de los modelos de coches eléctricos quedarán fuera de las ventajas fiscales para ciudadanos que incluye su nueva Ley para la Reducción de la Inflación, ya que muchas automotrices no cumplen con la premisa de apostar por cadenas de suministro limpias.

“La mayoría de los vehículos actuales, incluso los fabricados en Estados Unidos, no son elegibles para las ventajas fiscales porque tienen componentes que no forman parte de cadenas de suministro limpias”, explicó a Efe Frances Colon, miembro del Consejo Asesor de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

La Ley para la reducción de la Inflación, que fue firmada este martes por el presidente Joe Biden, contempla dar créditos fiscales a los consumidores por valor de hasta 7.500 dólares para vehículos eléctricos nuevos y de hasta 4.000 dólares para vehículos usados.

Pero no cualquier comprador de vehículos eléctricos podrá acceder a ellos, sino que solo determinadas marcas y modelos serán elegibles.

Uno de los requisitos para serlo es que su cadena de manufactura sea limpia para luchar contra la alta contaminación que registran ciertas prácticas como la minería de los conocidos como “minerales raros”, que se utilizan para fabricar las baterías.

“Las manufactureras de vehículos, si quieren tener acceso al mercado estadounidense, tendrán que hacer las inversiones necesarias para garantizar que estos materiales se extraigan de una manera más sostenible”, apuntó Colon.

La experta reconoció que hasta ahora “la manera más económica de extraerlos no ha sido la manera más limpia” y que esto necesita cambiar.

“La ley busca generar una revolución y no va a ser de la noche a la mañana, pero con esta presión de cumplir la norma esperamos cambiar el comportamiento de la industria en las próximas décadas”, agregó.

La Secretaría del Tesoro envió este martes una nota informativa sobre los detalles de la ley, en referencia a los vehículos eléctricos, y explicó que con vigencia inmediata el crédito solo estará disponible para los vehículos eléctricos nuevos calificados cuyo ensamblaje final se realizó en América del Norte.

A partir de 2023 se dará a conocer más información sobre todos los créditos de vehículos limpios usados y comerciales y sobre los fabricados en otras regiones.

Para saber qué vehículos entran en esta lista los consumidores y concesionarios podrán verificarlo en un listado elaborado por el Departamento de Energía que contiene unos 26 modelos de coches creados en 2022 y cinco más que saldrán a la venta en 2023 de marcas como Ford, Tesla o BMW.

Aún así, los usuarios tendrán que ingresar su número de identificación del vehículo para hacer una doble verificación y acceder al beneficio fiscal.

Los consumidores que compren un vehículo eléctrico que califique podrán reclamar el crédito fiscal en su declaración de impuestos anual, aunque en 2024 entrará en vigor un mecanismo que permitirá a los compradores de automóviles transferir el crédito a los concesionarios en el punto de venta para que se reduzca directamente el precio de compra.