La Oferta

December 1, 2022

Unas 770.000 personas siguen sin energía en Florida tras el embate de Ian

EFE/EPA/TANNEN MAURY

Miami, 2 oct (EFE).- Las tareas de rescate y reconstrucción tras el embate del huracán Ian continúan este domingo en Florida, donde hay todavía unas 770.000 personas sin energía y los socorristas tienen el foco en las islas de cara al Atlántico ubicadas en el suroeste de este estado, la “zona cero”.

El proceso de restablecimiento de electricidad avanza con relativa rapidez, en especial en los condados de Lee y Charlotte, los más afectados por Ian, y de acuerdo con Eric Silagy, presidente de FPL, la compañía energética más grande del estado, hará falta todavía una semana para una casi completa restauración del suministro.

El ejecutivo alertó, sin embargo, que en edificios con daños estructurales la energía no estará disponible hasta que se complete la correspondiente inspección, lo que puede tardar “semanas o meses”, según recoge hoy la cadena CNN.

La administradora de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA), Deanne Criswell, señaló hoy que hay todavía “un largo camino por recorrer y mucha gente impactada”, incluso en el centro de Florida, donde hasta el sábado habían casas inundadas.

“Todavía estamos activamente en la fase de búsqueda y rescate, tratando de asegurarnos de contar a todos los que estaban en el camino de la tormenta y de haber pasado por todas las casas para asegurarnos de no dejar a nadie atrás”, dijo Criswell a la cadena ABC.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo hoy que prevé que a partir del 8 de octubre esté completamente operativas las vías y puentes que dan a Pine Island, a la que sus cerca de 9.000 residentes por ahora solo pueden acceder por mar o aire.

Ian tocó tierra como huracán de categoría 4, de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson, el pasado miércoles en Cayo Costa, una isla frente a Pine Island, en el condado de Lee, donde se concentran los mayores daños por el ciclón y muchos de sus residentes todavía están incomunicados, sin energía ni agua potable.

Mientras que en Florida el número de decesos a causa de Ian rondan la cincuentena, el alguacil de este condado, Carmine Marceno, dio cuenta hoy de 42 muertes registradas hasta el momento en esta demarcación, donde los socorristas han realizado más de 800 rescates.

Muchos residentes del área de Fort Myers y Cape Coral han visto cómo sus domicilios han quedado reducidos a escombros o salieron volando desde sus cimientos a causa de los fuertes vientos (Ian tocó tierra con vientos máximos sostenidos de 240 km/h), y se preguntan si fueron alertados con la suficiente antelación sobre la necesidad de evacuar.

Al respecto, en una entrevista con la cadena CBS, el alcalde de la ciudad de Fort Myers, Kevin Anderson, mostró su desacuerdo y dijo que se emitieron las órdenes de evacuación cuando fue el momento adecuado, es decir cuando la localidad cayó dentro del cono de posible trayectoria de Ian.

“Hay un grado de responsabilidad personal aquí. Creo que el condado actuó apropiadamente. La cuestión es que un cierto porcentaje de personas no prestara atención a las advertencias a pesar de todo”, señaló.

“Esta tormenta fue muy impredecible”, dijo a su turno Marceno, quien también defendió la acción de las autoridades.

La Casa Blanca dio a conocer el sábado que el presidente de EE.UU., Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, realizarán una visita a Florida el próximo miércoles, dos días después de estar en Puerto Rico, que recientemente fue afectado por el huracán Fiona.