La Oferta

December 2, 2022

Declaran victoria de norma que beneficia a “soñadores” en Arizona

Fotografía de archivo de un grupo de soñadores que protesta en el exterior del Capitolio en Washington, DC (EE.UU.). EFE/Lenin Nolly

Los Ángeles, 14 nov (EFE).- Los partidarios de la Proposición 308 en Arizona, que permite a los “soñadores” pagar matrículas universitarias al mismo costo de estudiantes residentes en el estado sin problemas migratorios, anunciaron este lunes la victoria de la medida en las urnas.

Aunque no se ha terminado el conteo, la medida lleva unos 60.000 votos de ventaja contra quienes se oponen por lo que la Coalición Sí a la 308 declaró hoy la victoria de proposición, que contó con el apoyo tanto de demócratas y republicanos.

La proposición permitirá que los jóvenes “soñadores” en Arizona que veían frustradas sus metas de obtener un título universitario ante los altos costos de matrículas que tenían que pagar en comparación con las de estudiantes sin problemas con su estatus migratorio.

Bob Worsley, copresidente de ABIC Action, organización que hace parte de la Coalición, dijo en un comunicado que los demócratas, independientes, y un número considerable de republicanos decidió cambiar la constitución para tratar “con humanidad” a los niños indocumentados criados en Arizona.

La Propuesta 308 revierte la ley estatal 300, aprobada en 2006, la cual negaba este derecho a cualquier estudiante que no contaba con un estatus migratorio legal en Estados Unidos sin importar el tiempo que tenían viviendo en Arizona o si sus padres pagaban impuestos.

En este sentido, David Adame, director de Chicanos Por La Causa, dijo en un comunicado que “la corrección de Arizona de este error tomó años”.

Con este cambio, todos los estudiantes indocumentados que tengan por lo menos dos años viviendo en Arizona y se gradúen de escuela secundaria local podrán pagar colegiatura como residente del estado y ser elegibles para algunas becas establecidas con fondos estatales.

Delia Rodríguez, estudiante que será favorecida con la aprobación de la medida, dijo en un comunicado que “finalmente siento que mi sueño de convertirme en trabajadora social en Arizona no es imposible”.

“Como un soñador que llegó a este país cuando era niño, mi único objetivo siempre ha sido poder convertirme en un profesional para contribuir con la fuerza laboral y la comunidad de Arizona”, añadió Rodríguez que agradeció el apoyo de los votantes a la medida.

Por su parte, Worsley, que fue un exlegislador estatal por el partido republicano, también hizo un llamado para que demócratas y republicanos en Washington se unan y sigan el ejemplo de Arizona para impulsar una reforma migratoria bipartidista.