La Oferta

February 8, 2023

López Obrador denuncia “venganza política” en contra de Cristina Fernández

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante una rueda de prensa en el Palacio Nacional, en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

Ciudad de México, 7 dic (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, denunció este miércoles que existe una “venganza política” detrás de la sentencia contra la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, condenada este martes a seis años de prisión por corruptelas.

“A todas luces es una venganza política en contra de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, y también es un acto antidemocrático porque no quieren que participe en el proceso electoral, la están inhabilitando para que pueda ser candidata”, manifestó el mandatario en su conferencia diaria.

López Obrador cuestionó la condena de Fernández, que gobernó Argentina entre 2007 y 2015, quien este martes recibió una pena de seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por un delito de administración fraudulenta de fondos públicos en la concesión de obras.

El gobernante mexicano envió un “abrazo fraterno” y su “solidaridad” a la vicepresidenta “y a todo el pueblo de Argentina”, y les pidió que “hay que seguir adelante, resistiendo”.

También elogió la decisión de Fernández de no contender de nuevo por la presidencia.

“Una actitud muy digna y esto demuestra que no es una mujer ambiciosa, vulgar, porque no va a ir de candidata. Para empezar, tiene fuero y va a estar hasta diciembre del año próximo, hasta las elecciones, y sin ser candidata ella va a seguir siendo dirigente”, destacó López Obrador.

Asimismo, previó que Fernández “va a ayudar mucho para que ojalá y continúe el progresismo en Argentina y no el regreso de quienes endeudaron a Argentina como nunca con la complicidad del Fondo Monetario Internacional y el Gobierno de Estados Unidos”, en referencia al expresidente Mauricio Macri (2015-2019).

“Ojalá que ellos no regresen, si se trata de hablar de corrupción, ellos son los corruptos”, sentenció.

De esta forma, López Obrador se sumó a líderes de la izquierda latinoamericana que han expresado su apoyo por la vicepresidenta, como el expresidente boliviano Evo Morales, el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, y el mandatario de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Aunque el mandatario mexicano ha argumentado antes que no gusta de intervenir en asuntos internos de otros países, defendió su derecho a opinar sobre el proceso de Argentina.

“Y sí, nuestra solidaridad con la vicepresidenta, y no nos podemos quedar callados ante eso, y aquí que se preparen también (los opositores), ahí voy a estar, no me voy a ir”, comentó.

López Obrador también reiteró que le tiene “mucha confianza al presidente de Argentina, Alberto Fernández, porque además de ser una gente íntegra es abogado”.

“Entonces leí su comentario sobre cómo era un asunto montado, sin fundamento legal, nomás que este tribunal judicial está manejado por la oligarquía de allá, por el conservadurismo, entonces es una venganza”, remarcó.