La Oferta

February 8, 2023

Cobertura de salud infantil en EE.UU. aumentó durante la pandemia

ARCHIVO/EFE/Roland Weihrauch

Miami, 7 dic (EFE).- Los niños sin seguro de salud disminuyeron durante la pandemia, en gran parte debido a una ley federal que otorgó a los estados un aumento en los fondos para garantizar que los menores, los padres y otras personas inscritas en Medicaid tuvieran una cobertura estable, según un informe de la Universidad de Georgetown divulgado este miércoles.

Detalla que se revirtió la tendencia de 2016 a 2019, cuando el número de niños sin seguro había aumentado por primera vez en la historia reciente.

De acuerdo con el estudio del Centro para Niños y Familias (CCF, en inglés) de dicha universidad, la tasa de niños sin seguro de salud disminuyó del 5,7% al 5,4% entre 2019 y 2021.

Los niños de familias trabajadoras de bajos salarios con ingresos anuales entre unos 30.000 y 55.000 dólares para una familia de tres vieron las mayores reducciones en sus tasas de no asegurados.

Esta mejoría “ha sido un punto positivo durante los días oscuros de la pandemia”, dijo Joan Alker, directora ejecutiva del centro de investigación de la Universidad de Georgetown y autora principal del informe.

Sin embargo, dijo que puede ser algo “pasajero”, ya que millones de niños elegibles probablemente sean desatendidos y se queden sin seguro en estados que no lo proveerán cuando expire la protección federal de cobertura continua.

Los investigadores, que usaron datos de la Oficina del Censo, analizaron estado por estado y encontraron una mejoría en la tasa y/o el número de niños sin seguro en 12 de ellos, mientras que se estabilizó en la mayoría de los otros estados.

Solo tres estados fueron en la dirección equivocada, con la peor tendencia en Idaho, ya que el número de niños sin seguro aumentó en un 46%.

Los niños en Oklahoma vieron la mayor mejoría con una tasa de disminución de niños sin seguro del 8,6% al 7,4%.

Alker señala la expansión de Medicaid para adultos de bajos ingresos que entró en vigencia en Oklahoma en 2021, además de la protección de cobertura continua, como las políticas que probablemente hayan aumentado las tasas de cobertura infantil en el estado.

“Hemos visto un efecto de ‘tapete de bienvenida’ en los estados después de que la expansión de Medicaid abrió la puerta a la cobertura para los padres de bajos ingresos. Los niños que ya eran elegibles también entraron por esa puerta, y toda la familia obtuvo un seguro”, dijo Alker, una experta nacional en políticas de Medicaid.

Texas fue uno de los estados que se movió en la dirección correcta, su tasa de personas sin seguro descendió del 12,7% al 11,8%. Sin embargo, Texas aún tiene, por mucho, la tasa más alta de niños sin seguro y el mayor número de niños sin seguro en el país.

Se espera que la protección de cobertura continua, implementada como parte de la Ley de Familias Primero en Respuesta al Coronavirus, permanezca vigente al menos hasta el 11 de abril de 2023. Cuando expire, los estados comenzarán la tarea sin precedentes de determinar nuevamente la elegibilidad para más de 80 millones de personas inscritas en Medicaid.

Según un análisis separado realizado por CCF de la Universidad de Georgetown, se estima que 6,7 millones de niños corren el riesgo de perder la cobertura cuando expire la protección de cobertura continua, lo que podría más que duplicar el número de niños sin seguro.

La mayoría de los niños que podrían perder su cobertura seguirán siendo elegibles, pero su cobertura se cancelará debido a razones de procedimiento en lugar de elegibilidad.

“Algunos estados hacen un mejor trabajo que otros al limitar la burocracia y modernizar sus sistemas de inscripción, lo que minimiza el riesgo de que los niños elegibles pierdan la cobertura”, dijo Alker.

“Los estados son los principales responsables de administrar Medicaid y CHIP, por lo que la responsabilidad será del gobernador si los niños pierden la cobertura. El Congreso podría ayudar a proteger a los niños de perder injustamente la cobertura al establecer un mínimo de 12 meses de elegibilidad continua para los niños en todos los estados”.