La Oferta

April 18, 2024

El comité del 6 de enero estrecha el cerco judicial sobre Trump

EFE/EPA/Al Drago / POOL

Washington, 20 dic (EFE).- Nada de lo que pasó el 6 de enero de 2021 hubiera sucedido sin Donald Trump, afirma el comité legislativo que investiga esos hechos y que en vísperas de publicar el miércoles su informe final ha dejado claro que el expresidente debería ser procesado, estrechando así el círculo judicial en su contra.

Al exmandatario republicano se le ve culpable de cuatro delitos: incitación a la insurrección, obstrucción de un procedimiento oficial del Congreso, intento de fraude a Estados Unidos y conspiración para presentar falsos testimonios electorales al Congreso y los Archivos Nacionales.

Sus recomendaciones al Departamento de Justicia no son vinculantes. El comité no tiene potestad para imputar y Justicia ya lleva a cabo su propia investigación, pero su acusación tiene una importante carga simbólica, porque es la primera vez que un comité parlamentario sugiere hacer responsable penalmente a un expresidente.

“Las recomendaciones también tienen relevancia para la opinión pública. Es algo inmenso que un comité legislativo acuse formalmente a un expresidente de cometer delitos, especialmente cuando ese comité incluye a miembros de su partido político”, explica a EFE Rick Hasen, profesor de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

El comité, formado en julio de 2021, está integrado por siete legisladores demócratas y otros dos republicanos: Liz Cheney y Adam Kinzinger.

El Departamento de Justicia no está forzado a contestar y al estar investigando ya lo sucedido el principal beneficio de las conclusiones aportadas es que faciliten pruebas que podrían resultar útiles para un eventual procesamiento.

Pruebas, según añade Rick Pildes, profesor de Derecho Constitucional en la Facultad de Derecho de Nueva York, que Justicia no haya obtenido a través de sus propias pesquisas. Desde ese Departamento declinaron hacer comentarios a EFE.

El informe final del comité se conocerá este miércoles, pero su resumen ejecutivo, de 154 páginas, no deja lugar a dudas: la causa en última instancia del 6 de enero de 2021 fue Trump, “al que muchos otros siguieron”.

Ese día unas 10.000 personas, la mayoría seguidores del entonces presidente republicano, se manifestaron frente al Capitolio y cerca de 800 irrumpieron en el edificio mientras se ratificaba la victoria del demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre. Hubo 5 muertos y unos 140 agentes heridos.

El comité entrevistó a unas 1.000 personas, efectuó diez audiencias públicas, la última de ellas este lunes, y citó a unos 100 testigos implicados de forma directa o indirecta en esa insurrección.

Y ha resumido sus conclusiones en 17 puntos, en los que acusan a Trump en primer lugar de difundir a propósito falsas alegaciones de fraude electoral con la intención de anular las presidenciales de noviembre de 2020, que ganó el demócrata Joe Biden.

Trump se negó a aceptar el resultado de esos comicios y conspiró para anularlo. Además, y pese a saber que era ilegal, presionó al entonces vicepresidente, Mike Pence, para que se negara a certificar el recuento de los votos, según el comité.

Este órgano también estima probado que el ahora expresidente intentó corromper al Departamento de Justicia tratando de que sus funcionarios hicieran declaraciones electorales deliberadamente falsas que sirvieran para sus fines.

Sin base, igualmente, presionó a legisladores y agentes estatales para que cambiaran los resultados en sus estados, y supervisó el esfuerzo para obtener y entregar al Congreso y los Archivos Nacionales certificados electorales falsos.

Apoyado en las teorías falsas de robo electoral, Trump convocó a sus miles de seguidores a que acudieran a Washington el 6 de enero, día en que se iba a certificar el resultado, para que “recuperaran” el país, aun sabiendo que muchos iban armados y que estaban “furiosos”, recalcan las conclusiones.

No fue una acción espontánea, sino premeditada, en el marco de una conspiración “en varias partes” dirigida a darle la vuelta al escrutinio, que todavía hoy el exmandatario sigue alegando que fue a su favor.

Del informe de este miércoles se ha adelantado ya que tendrá unas 1.000 páginas.

Y Trump dice no tenerle miedo: “Estos tipos no captan que cuando vienen a por mí la gente que ama la libertad me apoya. Esto me fortalece. Lo que no te mata te hace más fuerte”, señaló en su red social tras la sesión del lunes, envalentonado al haber resultado absuelto en el juicio político al que le sometió el Senado por esa insurrección.