La Oferta

May 23, 2024

Campaña pide atender saturación de servicios de urgencia en México y el mundo

Fotografía del 13 de marzo de 2022, donde se observa a personal médico caminando al exterior de la zona de urgencias del Hospital 1 de Octubre, en la Ciudad de México (México). EFE/José Pazos

Ciudad de México, 29 dic (EFE).- Ante el incremento de muertes por infartos y accidentes durante la temporada decembrina, instituciones de salud promueven una campaña que busca recuperar los servicios de urgencias en México y el mundo.

“Creemos que es importante hacer un ‘reinicio’ de los sistemas de los servicios de urgencias, mejorar la infraestructura de los hospitales, apoyar al personal de salud, mejorar el primer nivel de atención, prevenir enfermedades desde los consultorios y evitar saturaciones en urgencias”, dijo a EFE Daniel Sánchez, presidente de la Sociedad Mexicana de Medicina de Emergencias (SMEE).

El especialista señaló que, junto con la Federación Internacional de Medicina de Emergencia (IFEM, por sus siglas en inglés), consideran esencial “recuperar el control de los servicios de urgencias de los hospitales y garantizar que no se pierdan más vidas mientras los pacientes esperan a ser tratados”.

Detalló que en la temporada decembrina la atención en salas de urgencias de los hospitales, a nivel mundial, se incrementan en promedio un 30 %, mientras que las muertes por enfermedades cardíacas aumentan un 8 % respecto a otras épocas del año, además de que incrementan las urgencias por enfermedades respiratorias.

“Las salas de urgencias a nivel mundial están viviendo un retraso en los tiempos de atención y una sobrepoblación de pacientes y en México nunca vamos atrás”, señaló.

FIESTAS CON RIESGO

Explicó que, de hecho, la mortalidad cardíaca es mayor en Navidad y Año Nuevo que en cualquier otra época y las fiestas pueden considerarse un factor de riesgo de muerte, según investigaciones de la Asociación Americana del Corazón de los Estados Unidos (AHA, por sus siglas en inglés).

Es por ello que el llamado es a hacer un “buen uso de los servicios de urgencias de los hospitales” para evitar saturaciones.

Explicó que cuando los servicios de urgencias se saturan y son “caóticos” se generan errores y retrasos en tratamientos de pacientes, ante “una carga de trabajo imposible”.

“Esto resulta en estrés y agotamiento para los profesionales de la salud que se esfuerzan todos los días para proporcionar el mejor nivel de atención posible. Si el personal se va, la situación se deteriora aún más”, afirmó.

Según un estudio publicado en 2022 por el Emergency Medicine Journal, los pacientes que esperaron en urgencias entre 6 y 8 horas desde su llegada tienen un 8 % más riesgo a morir.

El experto explicó que, si bien estos problemas se presentaban antes de la pandemia de la covid-19, “la situación de las salas de urgencias ha sido un fenómeno constante y creciente los últimos tres años”.

Además, la IFEM detalló que, de los 41 países miembros y que fueron encuestados en noviembre, el 100 % reconoció que ha habido hacinamiento en sus salas de urgencias.

“Por eso hacemos un llamado a todos los gobiernos y a las autoridades de salud de nuestro país para que implementen políticas locales y nacionales que aborden esta problemática y sus causas, que se haga un buen uso de los servicios y trabajar en la prevención de enfermedades”, concluyó.