La Oferta

July 16, 2024

EE.UU. busca acabar con las clausulas de no competencia

ARCHIVO/EFE/EPA/Graeme Jennings / POOL

Washington, 5 ene (EFE).- La Comisión Federal de Comercio de EE.UU. (FTC, en inglés) presentó este jueves la propuesta de una nueva normativa para prohibir que las empresas hagan firmar a sus trabajadores clausulas de no competencia.

Esta figura legal impide que los trabajadores “cambien libremente de empleo, privándolos de salarios más altos, mejores condiciones de trabajo” a la vez que impide a las empresas “acceder al talento que necesitan para expandirse”, escribió la directora de la FTC, Lina Khan, en un comunicado.

Al firmar una clausula de no competencia con una empresa, un trabajador acuerda no trabajar para o convertirse en competencia por un periodo de tiempo determinado.

El acuerdo restringe así la capacidad de los trabajadores de trabajar para una empresa competidora en un futuro o emprender un negocio en el mismo ámbito o industria.

La nueva norma haría ilegal que un empleador: firme, intente firmar o mantenga una clausula de no competencia con un trabajador, explicó la comisión.

También aplicará para quienes sean contratistas independientes o quienes tengan trabajos no remunerados, a la vez que obligará a las empresas a revocar los contratos de este tipo que ya tengan vigentes.

La agencia estima que la normativa conllevará un aumento de $300 mil millones de dólares en los sueldos de los estadounidenses cada año y expandirá oportunidades de empleos para unas 30 millones de personas.

El presidente Joe Biden celebró la propuesta de la FTC, calificándola de un “gran paso hacia adelante”, según recogieron medios estadounidenses.

Sin embargo, la Cámara de Comercio de EE.UU. ya señaló que no la ve con buenos ojos. “Las acciones por parte de la FTC de prohibir por completo las clausulas de no competencia son claramente ilegales”, dijo Sean Heather, funcionaria de la cámara, según el diario The Washington Post.

La medida proviene de una orden ejecutiva firmada por el presidente Biden a mediados del 2021, que ordenó a las agencias del gobierno a dar prioridad a políticas de competencia laboral e instruyó a la FTC a analizar las clausulas de no competencia.