La Oferta

May 20, 2024

Uno de cada cinco adolescentes LGBQ+ intentaron suicidarse en EE.UU. en un año

Archivo. EFE/EPA/ERDEM SAHIN

Washington, 13 feb (EFE).- Uno de cada cinco adolescentes estadounidenses LGBQ+ (el 22%) intentaron suicidarse en 2021 y el 7% resultó herido en esa tentativa, apuntó este lunes un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre la salud mental y los hábitos de los jóvenes en Estados Unidos.

En comparación, solo el 6% de los estudiantes que se identificaron como heterosexuales intentaron quitarse la vida ese año y el 1% acabó herido en el intento.

En total, intentaron suicidarse en Estados Unidos uno de cada diez estudiantes de instituto: De ellos, un 13% fueron chicas y el 7% chicos, lo que supuso un aumento de tres y un punto porcentuales, respectivamente, frente a los datos de 2011.

La evolución a lo largo de esa década solo para quienes se identifican como lesbianas, gays, bisexuales y “queer” (LGBQ+) no está disponible debido a los cambios en los métodos de investigación a lo largo de los años.

Pero el informe de los CDC pone en evidencia que ese grupo es más propenso a padecer una salud mental frágil: un 52% de adolescentes LGBQ+ dijo haberla sufrido en el mes anterior a esta encuesta, frente al 22% de los heterosexuales.

El porcentaje total de los jóvenes que aseguraron haber experimentado sentimientos de tristeza y desesperanza pasó del 28% en 2011 al 42% diez años después. Las chicas fueron de nuevo las más afectadas (57%), con 27 puntos porcentuales más que ellos.

Por identidad sexual, los LGBQ+ (69%) también superaron a los heterosexuales (35%).

De 2011 a 2021 fue igualmente al alza el número de quienes afirmaron haber faltado al instituto al temer por su seguridad (del 6 al 9%), mientras que se mantuvo igual la cifra de quienes fueron amenazados o heridos con un arma allí (7%) y la de que quienes fueron acosados en las redes (16%).

La cantidad de quienes aseguraron ser sexualmente activos, en cambio, ha descendido en una década, del 34% en 2011 al 21% en 2021, como también la cantidad de quienes para entonces señalaban haberse acostado alguna vez con alguien (del 47 al 30%) y haber tenido cuatro o más parejas sexuales (del 15 al 6%).

Uno de cada diez estudiantes de instituto dijeron además haber sufrido violencia sexual en 2021. El 18% fueron chicas, tres puntos porcentuales más que en 2017, y el 5% chicos, un punto más que cuatro años antes.

Ha caído en cambio la cantidad de quienes en los 30 días anteriores a la encuesta apuntaron haber bebido alcohol (del 39% en 2011 al 23% en 2021), haber consumido marihuana (del 23 al 16%) o drogas ilícitas (del 19 al 13%).

Los CDC indicaron que el control parental, definido como el hecho de que los padres u otros adultos de la familia sepan a dónde van los estudiantes o con quién, es un factor decisivo para la salud y el bienestar de estos.