La Oferta

July 18, 2024

El poeta Juan Felipe Herrera gana la Medalla Frost para “todos los latinos”

Fotografía cedida por Blue Flower Arts donde aparece Juan Felipe Herrera, el primer latino en ser nombrado Poeta Laureado de Estados Unidos, quien fue seleccionado para recibir la Medalla Frost 2023 por su trayectoria. EFE/Blue Flower Arts

Los Ángeles, 3 mar (EFE).– Juan Felipe Herrera, el primer latino en ser nombrado Poeta Laureado de Estados Unidos, fue seleccionado para recibir la Medalla Frost 2023 por su trayectoria, una distinción que, según dijo a EFE, espera le ayude en su labor para que se reconozca el importante espacio que ocupa la comunidad latina en el país.

La Medalla Frost es uno de los premios más antiguos y prestigiosos de la poesía estadounidense, que reconoce la trayectoria y obra de un poeta vivo y es otorgada anualmente por la Sociedad de Poesía de Estados Unidos (Poetry Society of America). El reconocimiento le será entregado a Herrera este mes en fecha por definir.

En entrevista desde su casa en Fresno (California), Herrera advirtió que este reconocimiento es para “todos los latinos y latinas que hemos luchado por encontrar vías para expresar nuestros pensamientos, nuestra historia, nuestra cultura”.

Agradeció a la junta de gobernadores de la Sociedad por haberlo escogido ya que con esta medalla “también reconoce el aporte de los latinos a la cultura estadounidense”.

El poeta de 74 años considera que “por momentos (los latinos) somos invisibles”.

“Aún hay áreas donde todavía no se nos reconoce o de donde se nos quiere sacar. Por eso debemos trabajar duro para atravesar esos muros”, sostuvo.

Pone de ejemplo la lucha que se ha tenido que dar en ciertos estados para que se impartan estudios chicanos en las escuelas.

Nacido en Fowler, una zona rural del Valle de San Joaquín en California, Herrera lleva más de 50 años plasmando las historias y los sentimientos de los latinos en su obra.

Al designarlo en enero pasado para recibir la medalla, la junta dijo que “sus poemas son actos de solidaridad, una especie de reunión familiar extendida, especialmente para la comunidad latinx, indígena y otras comunidades de color”.

La junta también reconoció el involucramiento del artista en los temas que explora su obra. “Sus poemas se mueven como él se mueve, a través de la naturaleza, a través de comunidades de clase trabajadora de color, a través de protestas políticas; aunque sería más exacto decir que se mueve con ellos, ya que si bien Herrera es un observador entusiasta, nunca se limita a mirar”.

La obra de Herrera incluye al menos 30 libros, entre los que se cuentan colecciones como “Half the World in Light” y “187 Reasons Mexicanos Can’t Cross the Border”.

También ha pasado los últimos 30 años fundando grupos de actuación y ha enseñado poesía, arte y actuación en comunidades latinas e indígenas, y en instalaciones correccionales.

Se siente orgulloso de su herencia mexicana y de “nutrirse” de décadas de historias que se remontan al México de finales del siglo XIX en el que su padre nació, y de comienzos del siglo XX, época en la que su madre creció.

Su arte también está nutrido por los movimientos sociales y la lucha por los derechos de los trabajadores agrícolas que surgió en California en la década de 1960. A ello se suman las experiencias de las tres décadas siguientes en las que viajó por Latinoamérica, lo que le ayudó a concluir que los latinos en EE.UU. “somos América”.

Herrera se desempeñó como Poeta Laureado de California de 2012 a 2015 para inmediatamente ser seleccionado como el vigésimo primero Poeta Laureado de Estados Unidos (2015-2017), el primer latino en alcanzar esta distinción, que le sirvió para conocer más profundamente lo que sucede en el movimiento artístico del país.

Asegura que ese nombramiento le permitió consolidar su idea del terreno que han ganado los latinos en el arte. “He notado que los jóvenes latinos están muy comprometidos con expresar nuestras vidas colectivas como latinos, mujeres, LGBTQ. Son muy fuertes y directos, y eso tiene mucho valor”, sostuvo.

Sin embargo, cree que aún hay mucho por hacer, especialmente cuando se trata de dar a las comunidades menos favorecidas acceso al arte. “Los libros son muy costosos”, considera Herrera, elegido Canciller de la Academia de Poetas Estadounidenses en 2011.

También enfatiza la falta de espacios para los nuevos autores latinos en editoriales, librerías y teatros.

Considera que la música latina ha logrado superar en alguna medida sus obstáculos y por eso se presenta como una de las opciones artísticas más exploradas por esta comunidad.

Otra de sus preocupaciones es que los versos de su libro “187 Reasons Mexicanos Can’t Cross the Border” (1995) siguen vigentes más de un cuarto de siglo después de su publicación.

“La realidad es que todavía estamos corriendo de la migra y peor porque nos prometen algo y entramos en unos camiones y ahí vamos siendo deportados dentro del propio país”, advierte sobre las acciones tomadas por los gobernadores republicanos de Texas y Florida al transportar migrantes en autobuses a estados demócratas.

A pesar del complicado panorama, Herrera espera que se hable de la situación que enfrenta la comunidad latina. “Tenemos que escribir sobre esa realidad, debemos ser un periódico de vida”, concluyó.