La Oferta

June 1, 2023

Los republicanos de EE.UU. endurecen su postura sobre la deuda con más recortes

EFE/EPA/BONNIE CASH / POOL

Washington, 10 mar (EFE).- Los congresistas republicanos endurecieron este viernes su negociación sobre el techo de la deuda en Estados Unidos alegando que no aprobarán elevarlo a menos que les aseguren recortes por valor de unos 131.000 millones de dólares.

Los conservadores de la Cámara de la Cámara de Representantes, donde su partido tiene la mayoría desde este enero, abogaron por rescindir todos los fondos “innecesarios” destinados a la lucha contra la covid o por “recuperar” los miles de millones en inversiones verdes incluidos en la ley de Reducción de la Inflación.

Asimismo, instaron a “encontrar cada dólar gastado por los demócratas” que puede ser reclamado para el contribuyente.

El grupo de republicanos apuntó en su nota que al eliminar los gastos innecesarios y la “instrumentalización” de la burocracia federal se recortarían 131.000 millones en el año fiscal 2024 y se ahorrarían unos 3 billones a largo plazo.

A su juicio, esto permitiría además que el Congreso pueda afrontar “los muchos abusos y desastres provocados por la Administración de (Joe) Biden, como el caos en la frontera sur o las obligaciones de vacunación contra la covid”.

El límite del techo de deuda, la cantidad total de dinero que el Gobierno está autorizado a pedir prestado para cumplir con sus obligaciones legales existentes, es en la actualidad es de 31,4 billones y fue alcanzado el 19 de enero.

El Departamento del Tesoro ha recurrido a medidas extraordinarias para pagar las cuentas, pero esas herramientas financieras especiales solo se extienden hasta el próximo 5 de junio, de ahí la urgencia de un acuerdo entre republicanos y demócratas para evitar el impago.

El Ejecutivo estadounidense solo puede emitir deuda hasta el límite establecido y el Congreso es el que tiene el poder de suspender ese tope según crea conveniente, un poder que los republicanos, con su mayoría en la Cámara Baja, tratan de aprovechar para imponer su agenda.

“Demócratas y republicanos hablamos cada año y esa es la única manera de pagar las facturas. Se hace así cada año y esperamos que también este”, apuntó este viernes la directora de la Oficina de Administración y Presupuesto de Estados Unidos, Shalanda Young, para quien las intenciones de los republicanos tendrían “consecuencias devastadoras” para el país.