La Oferta

April 23, 2024

Sara Baras regresa a EE.UU. con su espectáculo más fuerte emocionalmente

Fotografía cedida este martes, 14 de marzo, por Paco Lobato, a través del Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas, donde se registró al maestro de la guitarra flamenca Rafael Riqueni, quien estará presente en el XIV Festival de Flamenco de Miami (Florida, EE.UU.). EFE/Paco Lobato

Miami, 14 mar (EFE).- La bailaora Sara Baras, a punto para el reencuentro con el público de Miami, Nueva York y Washington, dice a EFE que espera que el abrazo al bolero que propone en “Alma”, el “espectáculo más fuerte emocionalmente” de su carrera, conmueva a los estadounidenses aficionados al flamenco tanto como a ella misma.

“Lo hice como un regalo para mi padre (ya fallecido), sin saber que iba a ser un regalo tan grande para mí”, dice Baras a EFE desde España, desde donde viajará este miércoles hasta Miami para participar en el Festival de Flamenco que se iniciará el jueves 16 en el Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas.

La bailaora y coreógrafa, de 51 años, está convencida de que sus actuaciones en Miami, los días 17, 18 y 19 de marzo, y las que ofrecerá después en el New York City Center (23, 24, 25 y 26 de marzo) y en el Kennedy Center de Washington (29 y 30) van a ser “noches mágicas”.

“La respuesta del público (en EE.UU.) ha sido siempre tan bonita que, aún no he salido para allá, y ya quiero volver”, dice.

En Miami, el XIV Festival de Flamenco tiene en cartel a la súperestrella Baras, a la bailaora malagueña radicada en Miami Irene Lozano y al maestro de la guitarra flamenca Rafael Riqueni.

FLAMENCO CON “ALMA” DE BOLERO

Sara Baras, que debutó en este festival miamense en 2019 con “Sombras”, regresa por primera vez desde entonces con “Alma”, un espectáculo que estrenó el 17 de diciembre de 2021 en el Teatro de la Maestranza de Sevilla (España) y del que dice que “por encima de todo habla del corazón flamenco y del alma del bolero”.

El bolero es parte de la identidad musical de la abundante comunidad cubana en particular y latinoamericana en general de Miami y también de Baras, a la que su padre introdujo en un género nacido en Cuba y cargado de sentimientos.

“Me parece que (Miami) va a ser uno de los sitios donde más se va a valorar esta fusión” de la “cadencia del bolero con la energía y fuerza del flamenco”, señala.

Salvo “Alma”, creado para este espectáculo, los demás boleros son melodías muy conocidas, como “Toda una vida” o “Vete de mí”, a las que se les ha dado voces flamencas y los palos (tipos del flamenco) más tradicionales, como la seguiriya, la soleá o el garrotín.

“Emocionalmente es muy fuerte. Aparte de entregar el cien por cien como en todos mis espectáculos, busco el alma de la persona”, indica la bailaora, responsable de la dirección, guión y coreografía, mientras que de la música se encarga Keko Baldomero.

La bailaora está acompañada de siete músicos y un cuerpo de baile de seis bailaores en el escenario.

Cuenta además con la colaboración en “play-back” de los cantaores Israel Fernández, Rancapino Chico y Juana la del Pipa, cuyas voces se suman a las de Rubio de Pruna y Matías López “El Mati” en el escenario, y con Alex Romero al piano.

Fotografía cedida este martes, 14 de marzo, por La Compañía Flamenca Irene Lozano, a través del Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas, donde aparece la bailaora Irene Lozano, durante una presentación de su espectáculo “Las mujeres que habitan en mi”. EFE/Compañía Irene Lozano

En Miami, el festival lo abrirá el día 16 la bailaora malagueña Irene Lozano, una de las figuras de la nueva generación del flamenco, que presentará el espectáculo “Las mujeres que viven en mí”.

LOZANO Y RIQUENI EN EL PROGRAMA

Del cierre, el 19 de marzo, se encargará Rafael Riqueni, uno de los guitarristas flamencos más reconocidos del mundo, quien ofrecerá un concierto al aire libre, el primero de esas características desde que se celebra el Festival Flamenco de Miami.

Riqueni, que hasta ahora no se ha presentado en Miami, estuvo nominado en 2021 al Grammy Latino al mejor disco de flamenco por “Herencia”.

Baras, que presentó “Alma” en enero pasado en Australia, dijo que la universalidad del baile flamenco se siente no solo en el público, sino en que hay cada vez más bailarines y compañías locales en todo el mundo, “con el mismo arte y talento” que puede haber en España.

“Cada vez hay menos distancia” entre unos y otros, subraya con satisfacción.

Los festivales de Miami, Nueva York y Washington son todos “hijos” de Flamenco Festival (en inglés), fundado en 2001 en Nueva York por Miguel Marín, que en la actualidad es la mayor plataforma del flamenco en el panorama cultural internacional.

El festival ha alcanzado una audiencia de más de 1,6 millones de personas y presentado a más de 140 compañías en 1.250 funciones en 112 ciudades de todo el mundo.