La Oferta

May 27, 2024

Caravana migrante sale del sureste mexicano por fallas de aplicación CBP One

Migrantes caminan en caravana partiendo del municipio de Tapachula, hoy en el estado de Chiapas (México). EFE/Juan Manuel Blanco

Tapachula (México), 25 mar (EFE).- Ante la imposibilidad de asegurar su entrada legal a Estados Unidos mediante la aplicación del programa “CBP One”, de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de aquel país, una nueva caravana, de unos 1.500 migrantes, partió rumbo al norte de México, desde Tapachula, en el sureste.

Este contingente mayoritario de Venezuela, Ecuador, Honduras, Guatemala, Salvador, Haití y África, salió desde el parque central de Tapachula, logrando pasar el primer reten ubicado en el Ejido Viva México.

Esta es la tercera caravana de migrantes más numerosa que se ha organizado durante el año y en la cual viajan niños, mujeres, adolescentes y hombres solos, quienes anunciaron que su objetivo principal es llegar a Estados Unidos.

“CBP One” es un programa mediante el cual los migrantes pueden solicitar su estancia legal en EE.UU. a través de una excepción al Título 42 que limita la entrada de extranjeros a la Unión Americana con el pretexto de la Covid-19 y que fue instaurada por el expresidente Donald Trump (2017-2021).

Migrantes caminan en caravana partiendo del municipio de Tapachula, hoy en el estado de Chiapas (México). EFE/Juan Manuel Blanco

Esta plataforma, incluso fue calificada en días recientes como “altamente eficiente” por la gobernadora de Arizona, Katie Hobbs en un recorrido por la fronteriza ciudad estadounidense de Nogales, aunque la aplicación presentó reportes de fallas y generó incertidumbre entre la comunidad migrante que se encuentra varada en la frontera sur de México.

Fidel Hernández, un migrante de Venezuela, lleva en hombros a su sobrino de 4 años, camina afligido para no quedarse atrás de la caravana, ya que su objetivo principal es poder llegar a Ciudad de México para tramitar algún documento que le permita estar legal en el país.

“En Tapachula, las autoridades de migración, no quieren ayudar a migrantes, no queremos caminar, pero lo hacemos para un mejor bien, hicimos varios días fila para el permiso de vuelo y al final no se dio nada, las personas terminaron perdiendo el tiempo, sus pasajes”, contó.

Este venezolano, quien se dedicaba al comercio formal en su país, camina temeroso, pero con grandes ilusiones para su familia, dijo que el propósito de unirse a este grupo, es poder pasar los retenes migratorios, sin necesidad de que los regresen de nuevo a Tapachula.

Migrantes caminan en caravana partiendo del municipio de Tapachula, hoy en el estado de Chiapas (México). EFE/Juan Manuel Blanco

En los últimos días, las autoridades mexicanas recibieron a miles de migrantes de diversos países en las oficinas de regularización migratoria del Instituto Nacional de Migración (INM), quienes realizaron su trámite para poder obtener un preregistro para una cita a través de la aplicación de la “CBP One” y obtener la validación y certificación para poder viajar vía área.

Jimmy Rodríguez, es otro venezolano, de 40 años, quien dejó su país por la difícil situación económica, falta de empleo y los problemas que enfrenta la nación.

Sin embargo, llegó a la ciudad de Tapachula, luego de recorrer seis países en busca de un permiso para poder cruzar México, pero tampoco tuvo esta oportunidad.

“Nosotros pedimos que nos permitan abordar los autobuses o un permiso (para permanecer legal en el país), pero al no poder tenemos que caminar, a pesar de los grandes peligros para poder cruzar México, siempre nos ponen obstáculos para poder llegar a nuestro destino”, consideró.

Esta caravana de migrantes solicitó al INM que les permita transitar, vía terrestre o área, para poder llegar a la capital mexicana, ya que su deseo no es quedarse en este país, sino cruzar a Estados Unidos

Ayer, otro contingente de unos 300 migrantes también salió de Tapachula en caravana, luego de enterarse que ya no podrán realizar este trámite a través de la aplicación estadounidense.