La Oferta

June 23, 2024

Bancos de EE.UU. obtienen buenos resultados pese a turbulencias bancarias

Archivo. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Nueva York, 14 abr (EFE).- Tres de los principales bancos estadounidenses -JPMorgan, Citigroup y Wells Fargo- anunciaron este viernes ganancias en sus resultados trimestrales pese a la crisis de confianza que está atravesando el país tras la turbulencia bancaria del mes pasado.

Silicon Valley Bank y Signature Bank colapsaron en marzo, lo que hizo que más gente desconfiara sobre el futuro de entidades pequeñas y pusiera su dinero en instituciones como JPMorgan, el banco más grande del país, ya que consideró que este tipo de bancos son demasiado grandes para caer.

Los mejores resultados de la jornada fueron para JPMorgan que obtuvo un beneficio neto de 12.622 millones de dólares (11.418 millones de euros) en el primer trimestre del año, un 52% más interanual, con unos ingresos “récord” de 38 mil millones.

Por su parte, Citigroup anunció este viernes que ganó 4.606 millones de dólares en el primer trimestre, un 7% más interanual. Mientras que Wells Fargo reveló que en el primer trimestre del año obtuvo un beneficio de 4.991 millones de dólares, un 32% más a nivel interanual.

BENEFICIADOS POR LA SUBIDA DE TIPOS

Los bancos también se vieron beneficiados en los últimos meses por la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed).

La semana que vienen le tocará a Bank of America -otro de los principales bancos del país- anunciar cómo le fue en los primeros meses de 2023.

El director ejecutivo de JPMorgan, Jamie Dimon, calificó de “sólidos” los resultados del primer trimestre y destacó el desempeño de la institución en tiempos de “volatilidad e incertidumbre”

“Nuestros años de inversión e innovación, nuestro vigilante marco de riesgos y controles y nuestro sólido balance nos han permitido obtener estos rendimientos, actuar como pilar de fortaleza del sistema bancario y apoyar a nuestros clientes en un periodo de gran volatilidad e incertidumbre”, dijo Dimon, en un comunicado.

LA SALUD DE LA ECONOMÍA DE EEUU Y SUS RIESGOS

El máximo ejecutivo de JPMorgan Chase hizo también un análisis de la economía de Estados Unidos y aseguró que continúa de manera general gozando de buena salud: “los consumidores siguen gastando y tienen balances sólidos y las empresas están en buena forma”, aunque advirtió de que las condiciones financieras se pueden endurecer.

“Los nubarrones que venimos observando desde hace un año permanecen en el horizonte y las turbulencias del sector bancario se suman a estos riesgos. La situación bancaria es distinta de la de 2008, ya que ha implicado a muchos menos agentes financieros y menos problemas por resolver, pero es probable que las condiciones financieras se endurezcan a medida que los prestamistas se vuelvan más conservadores, y no sabemos si esto frenará el gasto de los consumidores”, dijo.

Asimismo, planteó varios problemas que podrían afectar a la buena marcha de la economía, como el mantenimiento de una inflación más alta durante más tiempo, lo que conllevaría aparejado unos tipos de interés más altos, el impacto inflacionista del estímulo fiscal o las tensiones geopolíticas, “incluidas las relaciones con China y la impredecible guerra de Ucrania”.

Sin embargo, se mostró esperanzado en que “estos nubarrones se disipen” y apuntó que su banco “está preparado para una amplia gama de resultados”.

Por su parte, Susannah Streeter, directora de dinero y mercados de Hargreaves Lansdownm, cree que todavía existe una “incertidumbre sobre cómo se desarrollará la crisis bancaria a largo plazo”.

“Si los bancos se vuelven mucho más reacios al riesgo en sus préstamos, eso podría tener un efecto más profundo en la economía”, anotó Streeter, en declaraciones recogidas por The Wall Street Journal.

JPMorgan Chase, junto a Bank of America, Citigroup y Wells Fargo, realizaron el pasado marzo un depósito no asegurado de 5.000 millones de dólares cada uno en el First Republic Bank, en un esfuerzo conjunto de 30.000 millones en el que participaron otras financieras para evitar su quiebra.

Media hora después de la apertura de la bolsa de Wall Street, las acciones de JPMorgan subían un 6,66%, las de Citigroup un 2,59% y las de Wells Fargo bajaban un 0,50%.