La Oferta

July 25, 2024

La Santa Cecilia celebra sus 15 años con un álbum “puente” de generaciones

Fotografía promocional cedida por The 3 Collective donde aparecen los integrantes de la banda La Santa Cecilia. EFE/The 3 Collective

Los Ángeles (EE.UU.), 25 abr (EFE).- La Santa Cecilia celebra sus quince años de trayectoria con un nuevo álbum que reconoce a los artistas latinos que han abierto el camino y que busca establecer un “puente” con las nuevas generaciones, según dijeron los integrantes de la banda a EFE.

“Cuatro Copas: Bohemia desde la finca Altozano” recoge 14 canciones que fueron éxitos de la música latinoamericana.

Grabado en la región vinícola del Valle de Guadalupe de Baja California (México), la nueva producción incluye éxitos de grandes intérpretes como José Alfredo Jiménez, Javier Solís, Juan Gabriel, Alci Acosta y Fito Páez, entre otros, y que ahora la Santa Cecilia retoma con la idea de mantener sus mensajes.

Referencia ineludible de la escena latina de Los Ángeles, La Santa Cecilia los escogió porque “son un reflejo de su historia” como banda, como músicos y como personas, subrayó Marisol Hernández, “La Marisoul”, vocalista del grupo.

“Celebramos estos quince años mirando al futuro, pero también regresando en nuestro camino musical y haciendo un puente con nuestra familia, nuestras raíces, y también con las nuevas generaciones”, agregó la vocalista.

El guitarrista y acordeonista de la banda, Pepe Carlos, aseguró que “el álbum es una mezcla de mucha nostalgia y muchos sentimientos”, esos mismos que cargan sobre los hombros los latinoamericanos y recuerdan muchas de sus luchas.

“Estas canciones nos une a nuestros papás, a nuestras abuelos, a nuestras tías y a nuestra formación musical”, ahonda el músico sobre el álbum, que incluye clásicos como “El andariego”, “Dos botellas de mezcal”, “La copa rota” y “Cuatro copas”.

“Son canciones que nos heredaron nuestros padres y nosotros se las vamos a heredar a nuestros hijos”, insiste el guitarrista de esta banda nominada cuatro veces al premio Grammy, y ganadora en 2014 de Mejor Álbum de Rock Latino o Alternativo por “Treinta Días”.

En el caso de “La Marisoul”, la mayoría de estas canciones la transporta a su niñez cuando escuchaba a los músicos en La Placita Olvera, punto de encuentro de la comunidad latina de Los Ángeles.

“Nuestro público también va a sentir esa conexión con su pasado y podrán incorporar estas canciones a su futuro”, confía la cantante.

Por eso es que la banda decidió grabar este álbum en un ambiente de bohemia, junto a una fogata y en medio de una plática con la familia musical que conforman.

El álbum también se presenta como un homenaje a los grandes de la música latinoamericana y la riqueza musical, que han dejado como legado.

En este sentido “La Marisoul” enfatiza que la música latinoamericana, en especial la mexicana, ha tenido gran presencia en el público estadounidense, pero existe “mala memoria”. Nombra a artistas como Lalo Guerrero (1916-2005) y Lydia Mendoza (1916-2007), que abrieron el camino mucho antes que llegara la “Latin Explosion” con Ricky Martin y Shakira.

El álbum, producido por Sebastián Krys, también incluye el tema “Me estoy volviendo loca”, una composición original en la que participaron también el bajista Alex Bendaña y el percusionista Miguel “Oso” Ramírez, que completan la banda.

Bendaña resalta el poder de esta canción porque considera que genera “un sentimiento muy fuerte”.

Una apuesta musical con la que quiere cautivar el público europeo en la nueva gira que arrancan en julio y donde seguirán celebrando “su fiesta de quince”

“Cada vez que La Santa Cecilia toca es una fiesta. Este año por primera vez vamos a estar en España y es un sueño que se hará realidad porque queríamos llevar nuestra música hasta allá”, indicó Bendaña.

La Santa Cecilia también se presentará en California, Texas y regresará a México, donde han ido ganando un gran espacio con su música hecha en EE.UU.

Conocidos también por ser una voz de la lucha migrante, la banda angelina dijo que sigue su compromiso con señalar las injusticias y pedir, a través de su música, que se apruebe una reforma migratoria. Una lucha que toca muy de cerca a los padres de uno de los integrantes, que aún no tienen documentos.

“Tenemos una responsabilidad, no podemos quedarnos callados”, puntualizó el guitarrista de la agrupación. “Vamos por otros quince años”, dijo.