La Oferta

May 18, 2024

Goldman Sachs pagará 215 millones a 2.800 mujeres para cancelar un caso por discriminación

EFE/EPA/FAZRY ISMAIL

Nueva York, 9 may (EFE).- Goldman Sachs, uno de los mayores bancos estadounidenses, ha firmado un acuerdo pre-judicial para pagar 215 millones de dólares (196 millones de euros) a las demandantes por un caso de discriminación laboral por razones de sexo que se arrastra desde 2010.

El acuerdo, firmado anoche y hecho público conjuntamente por las partes, impide así que se celebre el juicio previsto para el próximo mes y en el que se trataba de demostrar que el banco de manera sistemática dificultaba el ascenso de sus profesionales mujeres, además de pagarles menos que a sus colegas varones y perjudicarlas en los procesos de evaluación.

La denuncia la pusieron cuatro ejecutivas, que representaban a 2.800 mujeres que trabajan o han trabajado en tres divisiones del gigante financiero: banca de inversión, gestión de inversión o división de seguridad, que argumentaron una política “discriminación colectiva de género”.

El acuerdo supone que 71 millones de la cantidad acordada irán a cubrir las costas judiciales, mientras que el resto se repartirán entre las denunciantes, que recibirán en promedio 47.000 dólares cada una, según el cálculo del New York Post.

Pero además obliga al banco a un compromiso de evaluación externa (a cargo de “expertos independientes”) de sus políticas durante tres años para asegurarse de que los procesos de evaluación y de promoción arrojan “resultados precisos, confiables y no sesgados”, además de otros estudios sobre “equidad de pago” para evitar cualquier clase de brecha salarial.

El acuerdo da a entender que algunas de las acciones más sistemáticamente denunciadas se producen en los segmentos más altos del escalafón, pues precisa que deben vigilarse concretamente “los procesos de promoción de vicepresidente a director gerente”.

Una de las denunciantes originales, Allison Gamba, declaró: “Mi objetivo en este caso fue siempre el de apoyar a las mujeres fuertes de Wall Street (el sector financiero), y estoy satisfecha de que el resultado conseguido haga avanzar la igualdad de género”.

Aliviado por evitar un juicio que podría haber desvelado todas sus prácticas con su propio personal femenino, Goldman Sachs puso a una portavoz a hablar en su nombre, que dijo que el banco “está orgulloso de su largo historial de promover y hacer avanzar a las mujeres y mantiene su compromiso de garantizar un lugar de trabajo diverso e inclusivo para toda nuestra gente”.