La Oferta

June 23, 2024

Disney pide a un juez que desestime la demanda de la junta designada por DeSantis

ARCHIVO/EFE/ Álvaro Blanco

Miami, 16 may (EFE).- Disney presentó este martes en un tribunal del condado de Orange, en el centro de Florida, una moción en la que pide que se desestime una demanda entablada por la junta directiva nombrada por el gobernador del estado, Ron DeSantis, para supervisar el distrito especial de Disney World, en medio de un duro pleito judicial entre las partes.

La demanda presentada contra Disney busca anular un acuerdo de desarrollo hecho entre el gigante del entretenimiento y la junta anterior del llamado Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek, que lleva más de medio siglo funcionando de manera autónoma.

En la batalla judicial se ventila quién controla el distrito de gobierno especial que regula y decide qué se construye en Disney World, además de administrar los servicios de tipo municipal que operan en los 25.000 acres que conforman el complejo del parque temático en Orlando.

“Hace poco más de un año, Disney expresó una opinión política que no le gustó al gobernador DeSantis. En respuesta, el gobernador desató una campaña de represalias, utilizando como arma el poder del gobierno para castigar a Disney por su discurso”, dijo la compañía en la moción contra la demanda interpuesta por el Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central.

Subraya la petición ante el Noveno Circuito Judicial del citado condado que “un componente clave de la campaña de represalia del Gobernador fue reemplazar la junta electa del gobierno local de Disney por una junta hostil, elegida personalmente por el Gobernador (DeSantis)”.

“(…) La Corte debe desestimar esta acción. Como alternativa, el tribunal debe suspender este caso bajo la regla de prioridad a la luz de la acción federal pendiente presentada previamente”, señala en la conclusión la moción de 27 páginas.

En abril pasado, Disney presentó una demanda federal en la que acusó a la junta de cinco miembros y a DeSantis de orquestar una “campaña de represalias” después de que la compañía se opusiera públicamente a una ley promovida por el gobernador conocida por sus críticos como “Don’t Say Gay”, que prohíbe hablar de identidad de género y de orientación sexual en las escuelas.

La contrademanda de DeSantis no se hizo esperar y el pasado 1 de mayo el Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central, compuesto por miembros designados por el gobernador, autorizó la presentación de una demanda contra Walt Disney Parks and Resorts U.S.

El pulso y la enemistad entre ambas partes vivió la semana pasada otro capítulo con la firma de DeSantis de un proyecto de ley de transporte que incluye una enmienda para que el estado sea quien inspeccione el tren monorraíl de los parques Disney.

El monorraíl de Walt Disney World es una de las infraestructuras más icónicas del complejo recreativo y tiene 3 líneas separadas, que recorren Walt Disney World Resort.

La compañía, que emplea a más de 70.000 personas y genera 1.200 millones de dólares en impuestos al año, ha destinado más de 17.000 millones de dólares para invertir en sus parques floridanos la próxima década, lo que crearía aproximadamente 13.000 puestos de trabajo.