La Oferta

July 14, 2024

Ramón Oller presenta su nueva versión de “Carmen”, que dejará como legado en Puerto Rico

Fotografía personal cedida por el coreógrafo español Ramón Oller donde aparece mientras posa, en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Ramón Oller

San Juan, 21 may (EFE).- El coreógrafo español Ramón Oller presenta su nueva versión de “Carmen” en el teatro Tapia de San Juan, una obra con una interpretación innovadora que quiere dejar “como legado” en Puerto Rico porque en la isla “la van a cuidar”.

“Yo siempre digo mira ‘Carmen’, Puerto Rico será la casa de ‘Carmen’, de mi versión y es aquí donde quiero que siga y la voy a dejar como legado”, explicó Oller en una entrevista con EFE en San Juan.

En esta versión, que se representará hasta el día 21, la novedad es, según el coreógrafo, que la protagonista tiene “una muerte diferente”, fallece ahogada, teniendo “un simbolismo el agua”.

UNA IMPONENTE ESCENOGRAFÍA

Oller, una de las más reconocidas figuras de la danza contemporánea española, destacó que hay una interpretación innovadora por la “imponente escenografía y efectos especiales” representados sobre el escenario.

“Es otra nueva apuesta y espero que tenga mucha vida, que siga viviendo ‘Carmen’ durante un par de años más”, sentenció el coreógrafo, antes de dar comienzo a un ensayo en Danzateatro con los 12 bailarines puertorriqueños que componen el elenco.

A sus 61 años, afirmó que gracias a “la energía” de esta nueva generación continúa creyendo “en el poder de la danza” y en su obra de “Carmen”, que tiene más de 20 años.

El coreógrafo, Premio Nacional de Danza en 1994 (España), ya conocía a algunos de los integrantes de esta compañía, puesto que trabajó con ellos en otras ocasiones.

A su juicio, los bailarines puertorriqueños “tienen un talento especial”.

Entre los artistas del elenco está Adriana Martínez, de 27 años, que interpreta a la protagonista de este clásico y que aseguró que para ella es “una experiencia bien gratificante, bien retante la preparación y el entrenamiento, pero ha sido de mucho crecimiento”.

“Siento que he mejorado mucho como bailarina gracias a esta producción”, concluyó la bailarina, quien ataviada con un mantón de Manila destacó que no le cabe duda de que esta versión será bien acogida entre el público.

Fotografía cedida por el coreógrafo español Ramón Oller de una escena de su nueva versión de su obra “Carmen”, en el teatro Tapia de San Juan (Puerto Rico). EFE/ Ramón Oller

UNA LUCHA POR LA LIBERTAD

La obra relata la historia de Carmen, una mujer que busca la libertad y a la que la sociedad la condena hasta la muerte.

Oller, que ha dedicado toda su vida a la danza, primero como bailarín y luego como coreógrafo, reiteró que en esta versión “la muerte es muy diferente, es una muerte poética y en la cual todo el mundo da la espalda a Carmen porque ella lucha por su libertad”.

El destacado coreógrafo, que ha trabajado en Reino Unido, Francia, Estados Unidos y otros países, subrayó que Carmen “prefiere morir que no perder su libertad”.

En su opinión, eso es lo más llamativo de la obra porque refleja a las mujeres de hoy en día que “sufren mucho, siguen sufriendo mucho por desgracia”.

Oller, oriundo de Esparraguera, Barcelona, cuenta que la obra de “Carmen” fue representada en “medio mundo”, la llevó con su propia compañía, Metros, a Estados Unidos, Israel, China y Japón, entre otros países.

“Me gustaría hacer todo volver, que volviera a hacer España, que volviera a estar en Nueva York, que fuéramos a Santo Domingo y estamos en ello”, aseguró Oller sobre la gira de la nueva versión de “Carmen”, agregando que le agradaría que la gente pueda ver esta generación de bailarines de Puerto Rico.

Por su parte, el productor ejecutivo de la compañía de Danzateatro, Waldo González, de 66 años, recalcó a EFE que la danza “es un idioma universal y lo maravilloso es que van a interpretarlo y en cualquier parte del mundo van a entenderlo”.

Para González esta obra “innovadora está marcando la vida de todos” los bailarines que forman parte del elenco y después de “Carmen” no van a ser los mismos, “van a ser mejores”.