La Oferta

March 4, 2024

Un museo temporal en Puerto Rico recorre la historia del reguetón y su impacto global

Los artistas puertorriqueños iLe (i), PJ Sin Suela (c) y Luis Vázquez hablan durante el panel “Sonidos de la isla”, en el marco del ciclo de conferencias de la plataforma Spotify en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Jorge Muñiz

San Juan, 24 jun (EFE).- Un recorrido por la historia del reguetón y su impacto a nivel mundial es la propuesta de un museo temporal que Spotify abre este viernes al público en Puerto Rico, la cuna de este género urbano.

La exhibición, desarrollada bajo el concepto “Casa Spotify” y “Hasta Abajo Project” -primer archivo histórico del reguetón en la isla-, presenta en el sector sanjuanero de Puerta de Tierra las diversas etapas del principal ritmo escuchado en las plataformas musicales en el mundo.

En la entrada, un cartel explica que el museo “explora los éxitos, las colaboraciones legendarias y los momentos clave que impulsan al reggaetón desde su cuna hasta la cima de los charts a nivel internacional”.

UNA LÍNEA DEL TIEMPO

Así, se presenta de modo cronológico el género en Puerto Rico, desde los inicios con el rap, liderados por Vico C, Rubén DJ y Brewley MC, entre otros, pasando por el movimiento del “underground”, con los discos de DJ Playero y DJ Negro y sus ediciones de “Playero” y “The Noise”, a su auge internacional y conquista mundial.

“Es chévere venir, celebrar y hacer charlas, pero también es importante contar la historia, que es muy larga”, aseguró a EFE el empresario de origen puertorriqueño Eddie Santiago, encargado de la Oficina de US Latin – Artist Partnerships de Spotify, que desarrolla los planes de artistas latinos en la plataforma.

El museo divide las etapas del movimiento urbano por títulos como “Sazón, batería y reggaetón”, que incluye algunos de los discos que cambiaron la trayectoria del género musical como “El Abayarde”, de Tego Calderón; “The Last Don”, de Don Omar; “Diva”, de Ivy Queen; y “Barrio Fino”, de Daddy Yankee.

También se resaltan los países que más consumen reguetón: México, Estados Unidos, España, Chile, Colombia, Argentina, Perú, Ecuador, Guatemala e Italia, así como históricas presentaciones de reguetoneros en los Latin Grammys de 2005, el Festival Viña del Mar en 2006 y la gira “Residente o Visitante” en 2007.

El museo cuenta además con un rótulo mencionando a los primeros artistas puertorriqueños -masculinos y femeninos- más escuchados en Spotify a nivel mundial.

Estos son Bad Bunny, Rauw Alejandro, Anuel AA, Ozuna y Daddy Yankee en la rama masculina, mientras que en la femenina destacan YoungMiko, Kany García, Villano Antillano, Ivy Queen y Olga Tañón.

Fotografía de la exhibición “Casa Spotify” organizada por la plataforma Spotify en San Juan (Puerto Rico). EFE/ Jorge Muñiz

CINCO ARTISTAS PUERTORRIQUEÑOS COPAN SPOTIFY

“De los diez artistas latinos más grandes, cinco son de Puerto Rico”, dijo Santiago, siendo estos Bad Bunny -el artista más escuchado en el mundo en Spotify por los pasados tres años-, Rauw Alejandro, Nicky Jam, Luis Fonsi y Marc Anthony.

En total, y al momento de haber creado esta exhibición, Spotify había contabilizado unas 195.975.140.076 reproducciones de artistas puertorriqueños en su plataforma desde su creación en 2006.

“Nosotros entendemos la importancia de la isla del porqué el talento y el ‘export’ (exportación) es grandísimo. Y es importante traer ese recurso acá”, destacó Santiago.

En su opinión, “el sazón, la vibra, la energía, la música alegre” han sido las claves del éxito del reguetón, y ahí “no importa el idioma”.

El concepto “Casa Spotify” también incluyó esta semana varios paneles como “Sonido de la isla”, en el que participaron los cantantes PJ Sin Suela, iLe y Luis Vázquez, quienes abundaron sobre el desarrollo de la música en Puerto Rico desde sus ritmos autóctonos al presente y las exitosas fusiones de géneros.

iLe -antes conocida como PG-13 en el grupo Calle 13- admitió que sintió temor porque hace varios años percibió que los géneros autóctonos de la bomba y la plena “estaban desapareciendo”, pero que tras incluirlos en el género urbano, como han hecho Tego Calderón y Bad Bunny, han despertado el interés de la gente.

Para ella, estos ritmos permiten a los puertorriqueños expresar sus inquietudes sociopolíticas y el “orgullo patrio”: “La bomba y la plena son nuestro desahogo y reflejamos lo que somos”, apuntó.