La Oferta

March 4, 2024

Amagan con nuevo levantamiento civil armado tras asesinato de mexicano Hipólito Mora

Velatorio del fundador de los civiles Grupos de Autodefensa, Hipólito Mora hoy en el municipio La Ruana, estado de Michoacán, (México) . EFE/Iván Villanueva

Morelia (México), 30 jun (EFE).-Habitantes del poblado de La Ruana, en el occidental estado mexicano de Michoacán, amagaron con el resurgimiento de los civiles grupos de autodefensa, tras el asesinato de su fundador Hipólito Mora y tres de sus escoltas el jueves.

Guadalupe Mora, hermano de Hipólito Mora, emplazó este viernes al gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez, a detener al grupo de sicarios que el jueves atacó al fundador de las autodefensas, o de lo contrario organizaría un nuevo levantamiento civil armado en La Ruana, perteneciente al municipio de Buenavista Tomatlán.

“Ya muchas personas, amigos míos y amigos de mi hermano Hipólito, me han llamado (y me han dicho) que están conmigo, que nomás diga yo y agarramos las armas. Yo se lo voy a dejar al gobernador, todo está en él, si no hace pronto justicia o nos deja solos como estamos, vamos a agarrar las armas pronto”, aseguró Guadalupe Mora.

Velatorio del fundador de los civiles Grupos de Autodefensa, Hipólito Mora hoy en el municipio La Ruana, estado de Michoacán, (México) . EFE/Iván Villanueva

Por su parte, Ramírez dejó en claro que su gobierno no permitirá un nuevo levantamiento civil armado, al advertir que no existe justificación para ello.

“No hay justificación para grupos fuera de la ley, llámense como se llamen: delincuencia organizada, grupos de delincuentes, autodefensas… Cualquier grupo de personas armadas, llámese como se llame, lo vamos a detener”, precisó Ramírez, gobernador afín al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Este viernes el cuerpo de Hipólito Mora es velado en la que fue su casa, en La Ruana, a dos calles de donde un grupo de al menos 15 sicarios atacó con rifles antiblindaje la camioneta Chevrolet, tipo Tahoe y con blindaje nivel 5, en la que viajaba el autodefensa, escoltado por cinco policías estatales.

En un féretro de madera, sobre el que fue colocado su inconfundible sombrero de la región de Tierra Caliente de Michoacán, Hipólito Mora es despedido apenas por algunos familiares y amigos cercanos, ante la falta de seguridad en la zona y el temor de un nuevo ataque de sicarios.

Velatorio del fundador de los civiles Grupos de Autodefensa, Hipólito Mora hoy en el municipio La Ruana, estado de Michoacán (México). EFE/Iván Villanueva

Este viernes, y a más de 24 horas del ataque, personal de la Fiscalía General de Michoacán regresó a la escena del crimen, para buscar y embalar evidencias como casquillos percutidos o, inclusive, pertenencias de Hipólito Mora y sus escoltas que quedaron regadas tras el atentado.

Mora Chávez era originario de La Ruana, donde se levantó en armas el 24 de febrero del 2013, contra el cártel del narcotráfico autodenominado como “Los Caballeros Templarios”, cuyos principales líderes eran los narcotraficantes Nazario Moreno “El Chayo”, Jesús Méndez “El Chango Méndez”, Servando Gómez “La Tuta”, Enrique Plancarte “El Kike” y Dionisio Loya “El Tío”.

Hipólito Mora había sobrevivido a dos atentados: el primero ocurrió el 26 de noviembre del 2022, y otro más el 4 de marzo del presente año, ambos en el poblado de La Ruana.

Actualmente, en la región de Tierra Caliente operan los grupos delincuenciales autodenominados como Cárteles Unidos (Los Vagras), Los Caballeros Templarios y Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), los cuales se disputan a sangre y fuego el control de actividades ilícitas en la zona.