La Oferta

February 28, 2024

Desarticulan en Florida una red de ciberdelitos que operaba en la web oscura

La pantalla de un ordenador muestra un mensaje tras ser infectado con un ransomware. Fotografía de archivo. EFE/Rob Engelaar

Miami, 13 jul (EFE).- Una red criminal de Florida (EE.UU.) que utilizaba la red oscura y las criptomonedas para el robo de identidad y lavar dinero fue desarticulada, informó este jueves la oficina de la fiscal general del estado, Ashley Moddy.

El jefe de la trama delictiva, Justin Vassell, radicado en Orlando (centro de Florida), dirigía una compleja red de ciberdelincuencia que usaba “criptomonedas para comprar paquetes de información personal robada para abrir cuentas de tarjetas de crédito y comprar mercancías por valor de cientos de miles de dólares”, señaló en un comunicado la Fiscalía.

Los arrestados son, además de Vassell, Jacqueline Vassell, Sahnnon Vassell, Marc Williams, Deonte Benejan y Lawrence Dority, quienes, a través de su esquema delictivo, compraron ilícitamente mercancías por más de 350.000 dólares, incluidas municiones y armas de fuego, que luego vendían a casas de empeño en el área de Orlando para obtener dinero en efectivo.

“La mente maestra detrás de este complejo esquema de fraude cibernético pensó que podía evitar la detección usando identidades robadas y criptomonedas para ocultar los delitos”, dijo en el comunicado la fiscal general Moody.

Moody elogió los “esfuerzos diligentes de los fiscales estatales y agentes del FDLE (el Departamento de Aplicación de la Ley de Florida)” en la detección y arresto de los delincuentes.

La investigación comenzó después de que los agentes especiales del FDLE recibiesen la alerta del dueño de un negocio que sospechaba que Justin Vassell había robado unos 90.000 dólares.

Investigaciones posteriores revelaron que Vassell llevó a cabo un “esquema criminal masivo que victimizó a más de 70 ciudadanos y 10 comerciantes en línea”.

La investigación descubrió que Vassell “usó criptomonedas para comprar paquetes de información de identificación personal robada perteneciente a víctimas inocentes en sitios web ilícitos”.

Luego, Vassel usó las identidades robadas para obtener tarjetas de crédito y cuentas bancarias a nombre de las víctimas a fin de comprar más de 350.000 dólares en mercancías, incluidas municiones y armas de fuego, de comerciantes en línea.

Vassell y los otros cinco miembros de esta red criminal, que están acusados de “cargos de crimen organizado y conspiración para cometer crimen organizado”) posteriormente vendieron la mercancía a casas de empeño.