La Oferta

February 27, 2024

Ezekiel Elliott firma con los Patriots para la temporada 2023

Archivo. EFE/EPA/LARRY W. SMITH

Redacción Deportes, 14 ago (EFE).– Ezekiel Elliott, corredor tres veces seleccionado al Pro Bowl, firmó este lunes con los New England Patriots para la temporada 2023 de la NFL a cambio de seis millones de dólares.

El jugador de 28 años, quien hizo el anunció de su llegada a New England a través de sus redes sociales, fue cortado por los Dallas Cowboys en marzo pasado, fecha en la que se convirtió en agente libre en medio de una crisis en el mercado de los corredores que se quejan por no ser valorados en la NFL.

Elliott arribó a la liga seleccionado en la primera ronda del Draft 2016 por los Cowboys, equipo con el que además de las tres selecciones al Pro Bowl terminó como líder en yardas por carrera en 2016 y 2018.

En siete años con el equipo de la estrella solitaria suma 8.262 yardas, promedia 1.180 por temporada, y ha conseguido 68 anotaciones. También acumula 2.336 yardas por recepción y 12 touchdowns.

Con los Pats, que son dirigidos por Bill Belichick, ganador de siete trofeos Vince Lombardi, Elliott se unirá a Rhamondre Stevenson, Kevin Harris, Ty Montgomery, Pierre Strong y JJ Taylor en la sala de corredores del equipo.

En otros movimientos relevantes de este lunes Darrel Williams, corredor campeón en el Super Bowl LIV con los Kansas City Chiefs, fue contratado por los New Orleans Saints para cubrir la baja de Kendre Miller, quien sufrió un esguince de rodilla.

Williams estuvo en los Chiefs desde el 2018 hasta el 2021. Jugó la temporada 2022 con los Arizona Cardinals.

En cinco años en la liga presume 10.14 yardas por tierra en 258 acarreos y 11 anotaciones.

En Dallas, Zack Martin, uno de los mejores guardias de la NFL, llegó a un acuerdo con los Cowboys para extender su contrato dos años con un aumento que le permitirá ganar 18 millones de dólares por temporada.

Como medio de presión para obtener este incremento, Martin no se había presentado a los entrenamientos del equipo que arrancaron a finales de julio, situación que le acarreó poco más de uno millón de dólares en multas por su ausencia.

Gracias a estos 18 millones por temporada, el jugador se convirtió en el tercer mejor pagado en su posición, sólo detrás de Chris Jones, de los campeones Kansas City Chiefs, y Quenton Nelson, de los Indianapolis Colts.