La Oferta

March 3, 2024

Vendedores ambulantes llevan a juicio a la ciudad de Los Ángeles por zonas de prohibición

Fotografía de archivo de Bertha Gálvez (d) y Paloma Fonseca (i), miembros de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes que comercian alrededor del parque Douglas MacArthur de Los Ángeles (EE.UU.). EFE/Iván Mejía

Los Ángeles, 5 sep (EFE).- Un juez de Los Ángeles programó para febrero de 2024 el inicio del juicio contra la ciudad de Los Ángeles por establecer zonas que prohíben las ventas ambulantes, entre ellas el Paseo de la Fama de Hollywood.

En diciembre pasado las vendedoras ambulantes Merlín Alvarado y Ruth Monroy y las organizaciones Community Power Collective, East Los Angeles Community Corp. e Inclusive Action for the City presentaron una querella judicial contra Los Ángeles por establecer tales zonas.

El juez del Tribunal Superior de Los Ángeles James C. Chalfant determinó este martes que el juicio contra la ciudad de Los Ángeles dará inicio el 15 de febrero del 2024.

La demanda argumenta que una parte de la ordenanza de venta ambulante aprobada en noviembre de 2018, que creó ocho zonas “vedadas para venta ambulante”, va en contra de una ley aprobada por la Legislatura de California, que despenalizó la venta ambulante

La ordenanza de Los Ángeles prohibió la venta de alimentos en las aceras dentro de un radio de 150 metros de los destinos turísticos más populares de la ciudad, como el Paseo de la Fama de Hollywood, los Estudios Universal y el City Walk.

La ciudad sostiene que permitir la venta ambulante en zonas turísticas y recintos deportivos provoca una aglomeración que lleva a los peatones a caminar por las vías para el tránsito vehicular.

Los abogados de Public Counsel, que representan a los demandantes, han advertido que la ciudad no identificó ningún hecho, dato o documentación que respalde los problemas de aglomeración.

“Los vendedores ambulantes tienen derecho a utilizar las aceras y el espacio público de la ciudad, y cualquier exclusión de los vendedores ambulantes debe justificarse mediante pruebas objetivas”, dijo Katie McKeon, abogada de Public Counsel.

Agregó que “los funcionarios elegidos no pueden discriminar un tipo de negocio basándose simplemente en preferencias personales o para hacer felices a electores bien conectados”.

La abogada sostiene que esta parte de la ordenanza viola “claramente” la ley de California SB 946.

Los vendedores y organizaciones demandantes lamentaron que el Ayuntamiento de Los Ángeles no hubiera querido dialogar para no llegar a juicio.

En un comunicado este martes, los vendedores y sus abogados dijeron que están preparados para ir a juicio y demostrar que los hechos y las leyes están de su lado.