La Oferta

April 17, 2024

El director de “Dumb Money” teme que la extrema disparidad en EE.UU. anticipe una revuelta

Imagen de archivo. EPA/NEIL HALL

Toronto (Canadá), 13 sep (EFE).- Craig Gillespie, el director de “Dumb Money”, estrenada en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), advierte que la rebelión de pequeños inversores que recoge su film es una muestra de la tremenda disparidad que se vive en Estados Unidos, tierra abonada para una revuelta.

El australiano Gillespie se inició en el mundo del cine a través de la dirección de comerciales para televisión, terreno en el que ha ganado algunos de los más prestigiosos premios del sector.

En 2007 saltó al mundo del cine primero con la dirección de “Mr. Woodcock” y ese mismo año con “Lars and the Real Girl”. Sus dos últimas películas antes de “Dumb Money” han sido “I, Tonya” (2017) y “Cruella” (2021).

Pero, a pesar de dirigir grandes producciones de Hollywood, Gillespie no ha dejado de dirigir comerciales. De hecho, poco antes de presentar en TIFF “Dumb Money”, el director australiano estuvo en Barcelona realizando un anuncio de televisión.

“Y me vuelvo a Barcelona en tres semanas. Me encanta”, explica Gillespie en una entrevista con Efe en Toronto.

“Dumb Money”, que ha empezado a postularse en el TIFF como una de las películas candidatas a las nominaciones para los Óscar, está basada en la historia real de un grupo de pequeños inversores, capitaneados por Keith Gill o “Roaring Kitty” (a quien da vida Paul Dano), que en 2021 provocó que las acciones de la empresa GameStop se disparasen.

A través de la plataforma social Reddit, “Roaring Kitty” acumuló ocho millones de seguidores que cambiaron las reglas de juego de Wall Street y provocaron que algunos fondos de inversiones perdiesen miles de millones de dólares.

En esencia, mientras que los fondos de Wall Street apostaron que las acciones de GameStop perderían valor, millones capitaneados por “Roaring Kitty” pusieron su dinero para incrementar su valor. Los fondos de inversión perdieron la apuesta y muchos pequeños inversores hicieron modestas fortunas.

Gillespie reconoce a Efe que la película es “muy personal” porque uno de sus hijos era parte de la comunidad de “Roaring Kitty”, llamada WallStreetBets, y vivió “en tiempo real y en primera persona” lo que pasó en 2021.

Es más, el director reconoce que él mismo siguió a “Roaring Kitty” e invirtió en GameStop tras observar a su hijo.

“Desgraciadamente invertí tarde y perdí dinero. Pero aprendí qué son las opciones (bursátiles) y como terminas perdiendo todo muy rápidamente”, señala con una sonrisa.

Gillespie explica que quería que el film reflejase la montaña rusa emocional que su hijo vivió como uno de los integrantes de la comunidad de WallStreetBets, la indignación que sintieron al comprobar que el sistema financiero está manipulado para favorecer a los ultrarricos y la enorme disparidad económica de la sociedad estadounidense.

“En término de la disparidad en riqueza que hay en Estados Unidos, no ha habido una situación como esta en la historia que haya durado tanto tiempo sin ninguna revolución. Este descontento está creciendo constantemente. Y ahora internet es una herramienta muy potente para dar voz y dirigir este ejército”, advierte el director.

“En este caso fueron acciones bursátiles. Pero hay muchas formas en que la gente ha empezado a mostrar este descontento”, añade.

A pesar de su visión de la situación, Gillespie defiende elegir el lenguaje de la comedia para “Dumb Money”, en la que también intervienen actores como Pete Davidson, Vincent D’Onofrio, America Ferrera, Nick Offerman, Seth Rogen y Anthony Marcus.

“El humor es utilizado para conectar. Y lo empleo en mi trabajo para que la gente se sienta vinculada con los personajes. El espectador se emociona en parte porque han participado en este maravilloso recorrido en el que se ríe y siente su estrés”, termina explicando.