La Oferta

February 28, 2024

El Senado de EE.UU. sortea el bloqueo y consigue nombrar a otros dos militares de alto rango

Archivo. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS

Los Ángeles (EE.UU.), 21 sep (EFE).- El Senado de EE.UU. votó este jueves a favor del nombramiento de los generales Eric M. Smith, del Cuerpo de Marines, y Randy A. George, del Ejército, como nuevos jefes del Estado Mayor en sus respectivas divisiones, pese a ser bloqueados por el legislador republicano Tommy Tuberville durante semanas.

Tuberville, senador por Alabama, mantiene paralizada la promoción de más de 300 oficiales superiores con una postura que busca obligar al Pentágono a recular con su política de conceder tiempo libre y sufragar gastos de mujeres de las fuerzas armadas que viajen para someterse a abortos y otros tratamientos de libertad reproductiva.

Smith, de 58 años, ha sido comandante adjunto del Cuerpo de Marines desde octubre de 2021 y administrador en funciones del servicio desde julio, cuando el general David Berger se jubiló. Asimismo, estuvo al mando de tropas de EE.UU. en Irak o el Pacífico, y fue asistente militar superior durante la Administración Obama.

Por su parte, George, de idéntica edad y con experiencia en Afganistán e Irak, se ha desempeñado como vicejefe del Estado Mayor del Ejército desde agosto de 2022 y como de jefe en funciones del mismo desde el mes pasado.

Sus designaciones se unen al enquistado nombramiento del general de las Fuerzas Aéreas Charles Q. Brown Jr. este pasado miércoles como próximo jefe del Estado Mayor conjunto.

“Estos tres honorables hombres podrán por fin asumir sus cargos. Y la política abortista que el senador Tuberville aborrece, seguirá vigente. No habrá conseguido nada”, dijo este miércoles Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata y senador por Nueva York.

El bloqueo impulsado por Tuberville, antiguo entrenador de fútbol americano y miembro del comité de Servicios Armados del Senado, hace que las nominaciones deban ser abordadas caso por caso, en lugar de hacerlo en bloque por consenso, como suele ser habitual, retrasando así todo el proceso.

Y es que los nombramientos deben contar con el visto bueno del Senado, donde los demócratas tienen desde el pasado enero 48 escaños, los republicanos 49 y hay otros tres independientes de tendencia progresista.

El Pentágono promulgó una política en marzo que concede tiempo libre y el reembolso de los gastos de viaje a miembros del servicio que necesiten salir del estado para someterse a un aborto o a otros servicios de salud reproductiva independientemente de si en el lugar donde están destinadas es legal o no.