La Oferta

February 21, 2024

El peso económico de los hispanos en EE.UU. crece imparable

Fotografía de archivo de unas diseñadoras de moda que adornan una chamarra con chapitas en una de sus prendas en un taller de Los Ángeles, California. EFE/Felipe Chacón

Nueva York, 27 sep (EFE).- El Producto Interior Bruto (PIB) de los hispanos en Estados Unidos no ha parado de crecer, pasando de 2,8 billones de dólares en 2021 a los 3,2 billones de dólares en 2022, de acuerdo con un informe dado a conocer hoy.

Este crecimiento fue más perceptible en los estados de California, Texas y Florida, donde el impacto económico fue de 682.000 millones de dólares, 465.000 y 240.000 respectivamente, atribuido al gran número de hispanos, su participación en la fuerza laboral y la productividad general en esos estados..

El Informe oficial del PIB latino de EE.UU. también destaca que si esta comunidad fuera un país independiente, su PIB sería el quinto en el mundo, según el informe el informe realizado por la ONG Latino Donor Collaborative, dedicado a remodelar la percepción de los latinos a través de datos e investigaciones económicas, y el banco Wells Fargo.

Según el informe, durante la última década, la economía de los hispanos creció 2,5 veces medio más rápido que su equivalente no latino, superando el PIB del Reino Unido, India, Francia e Italia.

“Tenemos una economía enorme que en este momento tiene pocas inversiones y compromisos”, dijo Sol Trujillo, presidente de Latino Donor Collaborative, a CNBC.

La fortaleza de la industria para los latinos se mantiene estable en los servicios de alojamiento y alimentación, construcción, apoyo administrativo, gestión de residuos y transporte.

Los mercados emergentes latinos de Dakota del Sur, Dakota del Norte y New Hampshire han experimentado también un aumento, con las tasas de crecimiento del PIB más altas desde 2011. En Dakota del Sur, el impacto económico de los latinos creció a una tasa anual del 11.8% en 2021, superando ligeramente a su vecino.

Sin embargo, pese a este auge económico, persiste una brecha salarial sustancial en la que el trabajador latino promedio gana 80 centavos por cada dólar ganado por los empleados blancos.

Mientras que el poder adquisitivo de los hispanos en 2021 alcanzó los 3,4 millones de dólares.