La Oferta

February 25, 2024

Lina Hidalgo regresa a ser la cabeza del condado texano de Harris tras tratar depresión

Imagen de archivo. EFE/EPA/Godofredo A. Vasquez / POOL

Redacción EFE, 2 oct (EFE).- Lina Hidalgo, quien preside el gobierno del condado Harris (Texas), el tercero más poblado de EE.UU., ha regresado este lunes a su trabajo después de estar casi dos meses de licencia para recibir tratamiento para la depresión clínica que le fue diagnosticada en julio pasado.

Hidalgo, de 32 años y nacida en Colombia, fue la primera mujer y la primera latina en ser elegida para el cargo, el cual ocupa desde enero de 2019.

En su ausencia, cinco personas presentaron una demanda solicitando su destitución al considerar que sus quebrantos de salud le impiden hacer su trabajo, según el periódico Houston Chronicle.

Brandon Marshall, portavoz de la oficina de Hidalgo, dijo que la demanda “no tiene fundamento y es una absoluta broma”, según el rotativo.

Hidalgo anunció el pasado 7 de agosto que se había internado en un centro para recibir tratamiento por depresión clínica y que necesitaba una licencia.

“Desde el principio de mi gestión como juez condal he enfatizado la importancia de los servicios de salud mental. La depresión y otras enfermedades mentales son parte de la condición humana, y deben ser tratados como cualquier otra condición de salud”, dijo Hidalgo cuando anunció su ausencia temporal.

En septiembre pasado, la oficina de Hidalgo anunció que había sido dada de alta y recibiría atención ambulatoria antes de regresar a trabajar este 2 de octubre.

Rodney Ellis encabezó la Corte de Comisionados durante la ausencia de Hidalgo, considerada una estrella en ascenso entre los demócratas de Texas.

La hispana fue elegida para presidir la Corte de Comisionados del Condado Harris, el cuerpo gobernante del condado, que incluye Houston, la ciudad más poblada del estado.

Hidalgo preside la Corte de Comisionados del Condado de Harris, con sede en Houston, a raíz de su triunfo electoral de 2018 sobre el republicano Ed Emmett, quien hasta entonces ejercía el cargo.

La funcionaria elevó su perfil nacional al hacerse cargo del condado en medio de la pandemia de la covid-19, convirtiéndose en una de las personalidades demócratas más prominentes de Texas, así como en blanco de los republicanos.