La Oferta

February 24, 2024

Los Ángeles Azules, orgullosos de “picar piedra” porque ha dado frutos

Fotografía cedida por Seitrack donde aparecen los integrantes del grupo Los Ángeles Azules que serán reconocidos en los Latin Billboard que se celebrará el 5 de octubre en el Watsco Center de Miami, Florida. EFE/Seitrack

Miami, 3 oct (EFE).- Los Ángeles Azules se muestran honrados de haber “picado piedra” en sus comienzos hace 45 años y celebrarán esta semana el premio Latin Billboard a la Trayectoria como un homenaje a todos los artistas del regional mexicano y con “gratitud al público”.

En una entrevista con EFE los hermanos Mejía recordaron las presentaciones en las que no les proporcionaban “ni un camerino” a ellos ni a sus compañeros de la música mexicana.

“Sí pensamos que algún día podría pasar algo así, pero creo que es la lucha constante de todos los que nos dedicamos a la música del regional mexicano. Es picar piedra, y se logró”, expresó Elías “El Doc” Mejía Avante.

El reconocimiento en los Latin Billboard en el Watsco Center de Miami ocurre cuando la música mexicana, incluyendo canciones del grupo, comparte las primeras posiciones en popularidad con el género urbano.

La más reciente de esas canciones es “El amor de mi vida”, con María Becerra, que en septiembre llegó a las 10 más escuchadas de la cartelera Billboard.

Desde 1994, Los Ángeles Azules han tenido 14 temas entre los más escuchados. En mayo “Tú y tú”, con Cazzu y el grupo mexicano de rap Santa Fe Klan, llegó al primer lugar.

El grupo anunció que lanzará un disco doble con muchos duetos anclados, obviamente, en la cumbia, y lo presentará en una gira mundial en 2024 para celebrar sus 45 años de existencia.

 Sin estudio no hay música

Cazzu y Becerra son artistas argentinas urbanas que han navegado entre el trap, el pop y el reguetón.

La primera gran fusión de Los Ángeles Azules fue “Nunca es suficiente”, en 2019, con Natalia Lafourcade.

“Hace unos años empezamos a hacer fusión por primera vez y yo creo que eso fue un gran empujón para la cumbia”, dijo Jorge Mejía Avante.

También significó un impulso para el resto del género, que logró competir con el reguetón gracias a las fusiones.

De hecho, las canciones de regional mexicano que han irrumpido en las listas de música general en español, incluso a nivel mundial, son fusiones. La más exitosa de todas, “Ella baila sola”, de Eslabón Armado y Peso Pluma, es una mezcla de corrido y trap, o corrido tumbado.

“Después, otros artistas comenzaron a hacer duetos con nosotros y eso fue lo grandioso de Los Ángeles Azules: empezamos a hacer música con duetos en cumbia y los demás siguieron ese camino”, agregó Jorge.

Originarios de Iztapalapa, en Ciudad de México, los hermanos Mejía Avante tuvieron un inicio humilde, inspirados por las melodías callejeras y los sonidos de los años 70. “Aprendan, porque aunque sea con comida les pagarán en las fiestas”, solía decirles su madre.

La disciplina académica no fue descuidada. “Mi mamá, apoyada por mi papá, tenía una regla inflexible: ‘Si no estudian, no hay música'”, recordó Elías. Así, entre cumbias y estudios, los hermanos se formaron profesionalmente en áreas que van de la medicina al derecho.

Además de Elías (bajo eléctrico) y Jorge (acordeón, teclado y compositor), Los Ángeles Azules están integrados por Alfredo (teclado y acordeón), José (timbales), Cristina (guacharaca) y Guadalupe Mejía Avante (piano, guitarra, bajo y guache), así como por Héctor José Mejía Díaz (timbales y tambor).

Lealtad a la cumbia

Los Ángeles Azules “nunca” consideraron cambiar de género. “Yo creo que hablar de cumbia es hablar de Los Ángeles Azules. Ya vamos a cumplir casi 45 años y somos una lucha constante por la cumbia. Empezamos a hacer cumbia desde 1981”, indicó Elías.

“Cuando llegamos a Argentina en 1994, llevamos nuestra música a Buenos Aires, a Salta, Jujuy”, recordó Jorge. Desde entonces han recorrido Latinoamérica y Estados Unidos con regularidad.

En la década de 2010, cuando las radios comenzaron a inclinarse por géneros como el pasito duranguense y el reguetón, el conjunto permaneció fiel a sus raíces.

“Jamás abandonamos la cumbia”, comenta Elías. De hecho, la banda continuó creando, experimentando y colaborando. “Ahora en Estados Unidos mencionan a Los Ángeles Azules en inglés. Ya nos proporcionan un camerino”, bromeó.

En 2018 fueron los primeros artistas del regional mexicano en el festival de Coachella y cuentan con dos Latin Grammy.

La lealtad a la cumbia les ha servido bien. Como dijo El Doc: “Lo que hacemos los hermanos Mejía es traer alegría a la gente trabajadora de México y Latinoamérica. Con nuestra música llevamos alegría a todos los lugares. No nos restringimos. Vamos a todos los lugares a llevar nuestra cumbia”.